Científicos pesqueros en Shetland han probado por primera vez que es posible el crecimiento de especies pelágicas en una jaula. La NAFC Marine Centre, en Scalloway, cosecho cuatro jaulas de arenques de una de sus granjas experimentales de salmón cerca del estrecho Clift.

 

Los trabajadores de la granja no tenían planeado el cultivo de arenques y fue la primera vez que ellos conocían al pez cuando los encontraron en las jaulas. Un banco de cerca de 100 arenques jóvenes fue inadvertidamente capturado cuando los trabajadores cambiaban las redes.

Inicialmente los trabajadores de las granjas usaron los peces para procesarlos y convertirlos en harina.

Los arenques usualmente no sobreviven en las jaulas de salmón, debido a que ellos sufren el daño cuando quieren atravesar las redes. Estos arenques a su vez son resistentes a la crianza.

Stewart Sales, administrador de la granja Clift Sound, dijo: “Los arenques prosperaron entre 50 toneladas de salmón y sobrevivieron en un well boat que los transfería de un sitio a otro.

“Ellos crecieron desde cinco centímetros hasta su tamaño adulto en un periodo de 18 meses; ellos lucían extremadamente buenos, saludables y estaban libres de parásitos. Ellos tenían un sabor mas grasoso y aceitoso que los arenques salvajes, pero fueron mucho mejor”.

“Esto prueba que se puede criar especies pelágicas en una jaula. No teníamos conocimiento de que ellos podrían sobrevivir; pienso que el precio podría ser lo suficientemente alto para hacer de ellos una especie viable para las granjas en el futuro” agrego Sales.