ALGARVE.- Se viene haciendo las pruebas para la crianza de dorada y lenguado con un tipo de ración que usa menos harina de pescado. Parte de este último componente es sustituido por un concentrado de guisante y también de harina de soya.

 

Portugal coordina el proyecto europeo, SEACASE, que tiene como objetivo el de buscar soluciones para una acuicultura extensiva y semi-intensiva con menor impacto al medio ambiente. Los científicos que integran el Centro de Investigação Marinha e Ambiental (CIMAR) desarrollaron una dieta que integra los sub-productos de soya, trigo y maíz, con el concentrado de guisantes.

La meta es reducir el habitual 32% de harina de pescado a un 12,5%. El aceite de pescado también será reducido de 100% a 30 o 40%. No se busca eliminar totalmente al aceite de pescado debido a que es una fuente de omega-3.

Las pruebas se vienen realizando en la unidades de IPIMAR (Instituto das Pescas e do Mar), en donde se iniciará la validación final.

El interés en este tipo de investigación depende de las circunstancias. En primer lugar, la acuicultura, en particular la intensiva, recurren a raciones que tienen en su composición un elevado porcentaje de harina y aceite de pescado.

Este hecho torna controversial la producción de un alimento con base en otro alimento. Sobretodo las prácticas ilegales de pesca que arrasan los fondos marinos para obtener materia prima a las industrias de harinas.

En segundo lugar, la acuicultura no esta exenta de impactos ambientales directos, mayores o menores, que responden a la intensidad de la producción y la existencia o no del tratamiento de efluentes, que pueden ser inviables en las unidades instaladas a largo plazo.

El proyecto de desarrollo de una ración con menor porcentaje de harina y aceite de pescado, busca mejorar los impactos de la producción y mejorar el producto, informó el investigador Luís Conceição, que pertenece al Laboratório Associado do Estado CIMAR, un núcleo asociado a los departamentos de ciencias marinas y ambientales de la Universidades de Porto y de Algarve.

Será probada la producción de dorada y también de lenguado en estas condiciones. La idea fundamental es incrementar la producción sin impactos al ambiente y con una mejor calidad de pescado. Los beneficiados serán los productores que utilicen prácticas semi-intensiva.

El proyecto SEACASE esta desarrollada por núcleos de investigación en España, Francia, Italia, Grecia y Portugal.
 
Fuente: Jornal de Notícias