Por: José Roberto Alas
(El Salvador.com).-
El Centro de Desarrollo Pesquero, Cendepesca, liberó ayer dos millones de larvas de camarón, como parte de su planificación estratégica para reproducir tan importante recurso marino.

 

El camarón, que a mediados del siglo pasado fue uno de los principales productos de exportación y generador de divisas para el país, ha venido a la baja, debido a la sobre explotación a que ha sido sometido por pescadores industriales y artesanales.

Es por ello que se hace necesario realizar siembras periódicas, especialmente en bahías y esteros, que son los santuarios para su crecimiento, desarrollo y reproducción, aseguró Manuel Oliva, director de Cendepesca.

Oliva también anunció que implementará del 1 al 31 de octubre una veda para proteger las larvas que se sembraron ayer y que, en dicho mes, formará parte de la población adulta lista para reproducirse en el mar.

La prohibición para capturar camarón es para todos aquellos pescadores artesanales e industriales cuya actividad económica es exclusivamente la extracción del crustáceo.

Oliva dijo que todos los pescadores artesanales o industriales que irrespeten la medida, se harán acreedores de una multa de 50 salarios mínimos.

Por tradición, dice Oliva, la veda es el recurso para proteger la reproducción del camarón; pero también están trabajando en un plan piloto para impedir la pesca con explosivos en la bahía de Jiquilisco, lo cual impide que éste se desarrolle.

El director de Cendepesca también dijo que este año se exportarán 10 toneladas, que representa un uno por ciento de la pesca del crustáceo.

Se pescan aproximadamente 800 toneladas anuales de camarón, de las que se consumen alrededor de 790 toneladas en el mercado local, concluyó Oliva.

Fuente: http://www.elsalvador.com