GUAYAQUIL (El Comercio).- En los primeros seis meses del año,  la exportación   en volumen de camarón superó  las cifras de 1998, considerado por el sector como un año récord.

 

Según las estadísticas de la Cámara Nacional de Acuacultura, entre enero y junio de este año se exportaron 152 millones de libras, unos  USD 339,6 millones.

En volumen, el país vendió un 14% más que en 1998, aunque recibió USD 488,2 millones.

Mayo fue el mes más alto  de ventas en libras, desde enero de 1994, pues se reportaron 34,1 millones. El país recibió USD 76,9 millones en ese mes.

Si bien, en junio bajó el volumen, significó  un 15,6% más que el mismo mes del año pasado.

César Monge, presidente de la Cámara, sostiene que la eliminación de las barreras arancelarias, como la demanda antidumping impuesta por EE.UU., permite recuperar las ventas. Pero también señala que los mercados que se perdieron durante la época de la mancha blanca están abriendo sus puertas nuevamente al país.

Este es el caso de Estados Unidos, España, Italia, Francia y Bélgica que ahora ocupan los primeros cinco lugares. Monge reconoce  que la coyuntura de los precios internacionales aún no permite que la recuperación en  ingresos sea  similar a la época dorada.

Pero Luis Villacís, gerente de la exportadora Calvi, sostiene que en los primeros meses del año ya se nota una recuperación en los precios de venta del camarón.

“En promedio, el año pasado se pagaba USD 2 por una libra, ahora se recibe hasta  USD 2,60 por la misma cantidad”.

Eso, según dice, también motivó a muchos acuicultores a retomar la siembra en piscinas.

Con este mecanismo se logró que las larvas del camarón tengan mayor resistencia a  la enfermedad de la mancha blanca.  

El 2007 fue el mejor año para los camaroneros; se vendieron 273 millones de libras, que representaron USD 582 millones.

El 43% de las exportaciones fue  a Estados Unidos,   seguido por España con el 16,1%.

Fuente: http://www.elcomercio.com