(IBLNews).- Un incremento de la temperatura del agua de entre 1,5 y 4 grados, debido al calentamiento global, podría alterar de forma significativa la proporción de peces machos de algunas especies en las que el sexo de los ejemplares viene determinado por la temperatura del río o del mar.

 

Así lo han constatado investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que prevén un aumento de entre el 73 y el 98 por ciento de machos en algunas especies acuáticas, frente al 50% esperado, a consecuencia del cambio climático,

El estudio, que publica hoy miércoles la revista "Public Library of Science ONE", revela asimismo que la temperatura no es un factor tan determinante en la conformación del sexo de tantas especies como se pensaba hasta ahora.

Para el trabajo, los científicos estudiaron 59 tipos distintos de peces en los que se presuponía la determinación del sexo en función de la temperatura del agua y no por la información genética.

El equipo de investigación descubrió que sólo en 40 de las 59 especies la temperatura había determinado el sexo y que, además, en todos los casos el aumento de la temperatura había provocado una mayor proporción de machos.

El equipo predijo que un incremento de 1,5 grados en el agua haría aumentar la proporción de machos hasta el 73% en algunas especies, mientras que un aumento de 4 grados acrecentaría la proporción de machos desde un mínimo del 65% hasta un máximo del 98%, dependiendo de la especie.

"En el peor de los casos, sólo quedaría un 2% de hembras, lo que compromete seriamente la supervivencia de la especie", advierte el director del estudio, Francesc Piferrer, investigador del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, en Barcelona.

Piferrer aclara que estas cifras son resultado de simulaciones, por lo que de lo que ahora se trata es de determinar si los efectos predichos sobre la proporción de sexos debido al aumento de la temperatura pueden observarse en poblaciones naturales de distintas especies.

Los autores del estudio sugieren que los patrones de respuesta al aumento de temperatura que se habían dado hasta ahora estaban alterados por las condiciones de vida de los peces en experimentos de laboratorio.

Fuente: http://iblnews.com