IBAMA acaba de publicar la Instrução Normativa n° 185, liberando el cultivo de la alga marina Kappaphycus alvarezii, de la ciudad de Sepetiba a Ilhs Bela, en Sao Paulo.

 

Esta norma beneficiara a diversas ciudades, y es el resultado de un convenio entre Instituto de Pesca, Universidade de São Paulo, Ibama, productores locales y la Secretaria Especial de Aqüicultura e Pesca.

Este tipo de alga es utilizado en la extracción de carragenanos, una sustancia ampliamente utilizada en la industria de productos alimenticios, cosméticos, tintes y diversos productos. En la actualidad, Brasil importa mas del 90% de todo el carragenano que se usa en el país.

El próximo paso del proyecto será la liberación del material genético de la alga, por parte del Instituto de Pesca.

Para la Secretaria de Agricultura, Pesca y Abastecimiento, Valéria Gelli, la producción de algas puede representar una importante alternativa para el desarrollo económico de la localidad. “Si los productores se involucran verdaderamente y el alga se adapta bien a nuestras aguas, podemos convertirnos en importantes proveedores de carragenano en Brasil. Por lo tanto se depende del interés de nuestros maricultores.”

La importancia del carragenano

El carragenano es una sustancia química espesante, que tiene también como función el de incrementar la longevidad de diversos productos. Todos los años, Brasil importa millones de dólares en algas secas como materia prima para la extracción de carragenano. El precio promedio actual de un kilogramo de carragenano refinado es de US$ 10 a 20. Brasil produce apenas el 10% de lo que requiere, el resto el país lo importa, siendo Chile uno de los principales proveedores.

Fuente: Vale Ambiental