Acuicultura Orgánica: ¿Una moda o el futuro de la acuicultura?


Carmen R. Chimbor Mejía
y Milthon B. Lujan Monja
Aqua Center SRL




 

 

 

  • Introducción.

 

 

 

El mercado de los productos orgánicos es uno de los segmentos de más rápido crecimiento, debido a que las personas consumen productos orgánicos bajo la creencia de que son seguros y buenos para la salud humana y el ambiente (Milstein y Lev, 2004); esto configura a la producción orgánica como una de las tendencias en el campo de la producción de alimentos.

 

 

 

 

 

Por otro lado, la disminución de las capturas pesqueras, el incremento del consumo a nivel mundial de alimentos de origen acuático y el aumento de la porción de mercado de los alimentos orgánicos, se han sumado para impulsar el desarrollo de la acuicultura orgánica.

 

 

 

 

De acuerdo a El-Hage y Hattam (2003), la acuicultura, con respecto a la agricultura, ha quedado muy rezagada en relación con las cantidades y la diversidad de los productos orgánicos certificados; este retraso se debe a la ausencia de normas y a criterios de acreditación aceptados universalmente. No obstante, las proyecciones de FAO (Citado por Lockwood et al. 2005) indican que la producción de la acuicultura orgánica para el año 2030, se incrementará en 230 veces.

 

 

 

 

En este sentido, debemos prestar especial atención a la acuicultura orgánica, debido a que se viene constituyendo en una importante alternativa de producción de alimentos y que tiene un gran potencial de desarrollo, principalmente por el creciente interés de los consumidores en alimentos producidos y procesados de forma “amigable” con el ambiente.

 

 

 

 

Bullis (2005) indica que los consumidores consideran a los alimentos acuáticos orgánicos como buenos debido a 1) los productos orgánicos cumplen con estándares estrictos, que aseguran al publico de que ellos fueron criados o cultivados y manipulados de acuerdo a procedimientos estrictos sin el uso de químicos tóxicos; 2) la acuicultura orgánica es ambientalmente sustentable; 3) los alimentos acuáticos orgánicos reducen el riesgo a la salud; 4) la granja orgánica respeta los recursos agua y suelo; 5) la certificación orgánica ofrece al pequeño productor rural la capacidad de manejar los precios de sus productos; 6) la acuicultura orgánica ofrece un acceso continuo al mercado en donde las barreras comerciales frecuentemente restringen las ventas; y 7) los alimentos orgánicos acuáticos tienen un mejor sabor.

 

 

 

 

En la actualidad, países como Estados Unidos, Japón, Unión Europea y Canadá vienen estableciendo estándares para la producción de la acuicultura orgánica; no obstante, los países que viene produciendo y certificando productos de la acuicultura orgánica son Australia, Canadá, Chile, Ecuador, Indonesia, Nueva Zelanda, Perú, Tailandia y Vietnam (El-Hage y Hattam, 2003).

 

 

 

 

El presente informe tiene como objetivo el de conocer el desarrollo de la acuicultura orgánica y los estándares aplicables a esta actividad, con la finalidad de determinar si esta tendencia en el campo de la producción de alimentos se va a convertir en una exigencia universal para los productos de la acuicultura, que se comercializan en el ámbito mundial.

2. ¿Qué es acuicultura orgánica?.

 

 

 

 

 

Corrientemente no existe una definición consensuada para la acuicultura orgánica, e inclusive esta varia de un país a otro, y también depende de los sistemas de cultivo y de las especies que se utilizan.

 

 

 

 

Tal es la confusión en la definición de acuicultura orgánica, que muchas de las organizaciones que se dedican a la certificación de los productos orgánicos establecen sus propias definiciones sobre la base de sus propios estándares y experiencias.

 

 

 

 

The Center for Food Safety define a la acuicultura orgánica como el ensayo para mitigar algunos de los problemas de la industria acuícola; la práctica de la acuicultura orgánica supone que la crianza de los organismos acuáticos se realiza de una manera sostenible y que no contamina el ambiente. Esto también incluye a la crianza de criaturas acuáticas en condiciones similares a sus contrapartes salvajes.

 

 

 

 

No obstante, Boehmer et al. (2005) indican que no hay una definición adecuada para la acuicultura orgánica, debido a la variedad de especies y sistemas que se emplean en la acuicultura; sin embargo, el término “orgánico” en el contexto de la producción de alimentos connota estándares y certificación (una exigencia verificable para el proceso y las prácticas de producción). En este sentido, algunas especies y sistemas de producción pueden ser difíciles de adaptar al sistema “orgánico” tradicional.

 

 

 

 

Al respecto, los sistemas de crianza orgánicos tradicionales dependen de prácticas basadas en ecología, como por ejemplo el manejo biológico de plagas y el no uso de químicos sintéticos en la producción, y además de la prohibición del uso de antibióticos y hormonas en la producción de organismos vivos (Boehmer et al. 2005). Asimismo, la sostenibilidad, la administración ambiental, y el enfoque holistico a la producción son el sello de los sistemas orgánicos.

 

3. Producción de la acuicultura orgánica.

 

 

 

 

 

 

 

De acuerdo a Milstein y Lev (2004), la certificación orgánica de las especies de agua fría inició en Austria a mediados de los años 90 para la carpa común; continuó con salmón y trucha en Alemania, trucha en el Reino Unido en 1998, y desde entonces se expandió por Europa. La acuicultura orgánica en aguas templadas es más reciente y está limitada a unos pocos estanques de camarón en Ecuador y Perú, y algunos estanques de peces en Israel.

 

 

 

 

Aun cuando no existen datos estadísticos oficiales disponibles sobre la producción global de productos certificados de acuicultura, se estima que en el año 2000 la producción total de la acuicultura orgánica fue de aproximadamente 5 000 toneladas, provenientes en su gran mayoría de los países europeos (El-Hage y Hattam, 2003).

 

 

 

Según Tacon y Brister (¿) los países que están desarrollando activamente sus industrias de producción orgánica usando estándares gubernamentales o privados incluyen a Australia, Canadá (salmonidos), Chile (salmonidos), Ecuador (camarón), Indonesia (camarón), Nueva Zelanda (mejillones), Perú (camarón), Tailandia (camarón), Vietnam (camarón) y Estados Unidos (especies no especificadas).

 

 

 

 

No obstante, una de las debilidades de la acuicultura es que la carencia de estadísticas oficiales que permitan conocer la tasa de crecimiento de esta actividad.

 

4. Estándares internacionales para la acuicultura orgánica.

 

 

 

 

 

 

 

Existen muchos estándares aplicables a la acuicultura orgánica, estás varían de acuerdo a las organizaciones certificadoras, a los países, especies, sistemas de cultivo, etc.; sin embrago, el Institute for Marketecoly (www.imo.ch) ha clasificado a los estándares orgánicos como:

 

 

 


4.1. Estándares y regulaciones gubernamentales:

 

 

 

Estos estándares regulan ciertos mercados orgánicos, establecen los requerimientos mínimos para que un producto y su proceso de producción puedan ser etiquetados y comercializados como orgánicos. Entre los principales estándares destacan:

 

 

 

 

- Regulación de la Unión Europea (EEC) No 2092/91. http://www.soilassociation.org

 

 

 

 

- Estados Unidos: The National Organic Program. http://www.ams.usda.gov/nop/NOP/standards/Intro.html

 

 

 

 

- Japón: The Law Concerning Standardization and Proper Labeling
of Agricultural and Forestry Products (Law No.175 in 1950). http://www.maff.go.jp/soshiki/syokuhin/hinshitu/e_label/index.htm

 

 

 

 

- Suiza: Regulación Orgánica. http://www.imo.ch/index.php?seite=imo_regulation_organic_swiss_regulation_en

 

 

 

 

- Canadá: Conseil des Appellations Agroalimentaires du Québec (CAAQ). 2005. Organic Aquaculture Standards. http://www.caaq.org/en/documents/consultations/aquaculture_standards.pdf

 

 

 


4.2. Estándares privados de etiquetado orgánicos:

 

 

 

Estos estándares fueron los primeros en implementarse; sirven principalmente para la comercialización. Estos estándares privados incluyen todos los requerimientos de los estándares gubernamentales y algunas veces exceden estas regulaciones en ciertos aspectos.

 

 

 

 

- Alemania: Naturland Normas para la Acuicultura Orgánica 2004. http://www.naturland.de/spanisch/n2/normas_acuicultura_organica_01_2004.pdf

 

 

 

 

- Suiza: SIPPO – Naturland – IMO. 2002. International Standards for Organic Aquaculture, Shrimp. http://www.sippo.ch/files/publications/fish_shrimp2002.PDF

 

 

 

 

- Nueva Zelanda: BIO-GRO. 2001. Organic Standards – Module 4.7 Aquaculture Production Standard. http://www.bio-gro.co.nz/content/files/1010430_aqua.pdf

 

 

 

 

- Noruega: DEBIO. 2005. Standards for organic aquaculture. http://www.debio.no/_upl/standards_organic_aquaculture_nov_05.pdf

 

 

 

 

- Reino Unido: Soil Association. Fish Farming and organic standards. http://www.soilassociation.org

 

 

 

 

- Suecia: KRAV. 2006. Standards for KRAV certified production. http://arkiv.krav.se/arkiv/regler/StandardsJanuary2006.pdf

 

 

 

 

 


4.3. Estándares privados internacionales:

 

 

 

El objetivo de estos estándares es el de armonizar los diferentes programas de certificación orgánica en una estructura uniforme para los estándares orgánicos en todo el mundo.

 

 

 

- International Federation of Organic Agriculture Movements (IFOAM). www.ifoam.org

 

 

 

- Codex Alimentarius.

 

5. Desafíos de la acuicultura orgánica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La acuicultura orgánica deberá de superar una serie de desafíos para que se constituya en una realidad, los principales desafíos son:

 

 

 

 

- Establecer criterios para evaluar la sostenibilidad del lugar de producción para la implementación de la acuicultura orgánica; especialmente para la concentración de nutrientes, gestión de los efluentes y parámetros de evaluación del agua, químicos, las emergencias y transferencia de enfermedades, el escape de las especies que afectan a la biodiversidad e impacta en las especies nativas.

 

 

 

 

- Guías para controlar las prácticas de las actividades de la acuicultura que son consistentes con los principios orgánicos, especialmente en lo referido a los químicos administrados para controlar enfermedades y parásitos, y para el bienestar animal en sistemas cerrados.

 

 

 

 

- Origen de la semilla para las actividades de la acuicultura que se obtienen de poblaciones naturales.

 

 

 

 

- Estado de los peces de captura y sus bioproductos relacionados.

 

 

 

 

- Registro de los elementos de trazabilidad, y practicas de inspección pertinentes a las especies acuáticas.

 

 

 

 

- Armonización de los estándares de acuicultura orgánica entre los países.

 

 

 

 

Por otro lado, una de las principales dificultades de la acuicultura orgánica es que los alimentos deben contener al menos 95% de componentes orgánicos. Esto prohíbe o limita fuertemente el uso de las dos principales fuentes de proteína utilizadas en los alimentos convencionales para acuicultura (ingredientes de soya y pescado) y esto duplica el costo de los alimentos producidos de manera orgánica (Milstein y Lev, 2004).

 

6. Conclusión.

 

 

 

 

 

La acuicultura orgánica viene adquiriendo importancia debido a la presión ejercida por los consumidores, quienes cada día se interesan mas en adquirir productos elaborados de forma “amigable” con el ambiente. En este sentido, se han venido desarrollando una serie de exigencias (estándares) aplicables a la producción de alimentos, los mismos que deben ser cumplidos para poder ingresar a los mercados objetivos.

 

 

 

 

Aun cuando, las organizaciones privadas fueron las primeras en establecer estándares para la producción orgánica, algunos como países ya están implementando algunas normas para la acuicultura orgánica.

 

 

 

 

Al parecer, la acuicultura orgánica se va a constituir en el futuro en una característica importante de cada producto, para su comercialización en el ámbito mundial.

 


7. Referencias Bibliograficas.

 

 

 

Boehmer B., M. Gold, S. Hauser, B. Thomas, and A. Young. 2005. Organic Aquaculture. AFSIC Notes # 5. pp:46. http://www.nal.usda.gov/afsic/AFSIC_pubs/afnotes5.htm (visitado el 12 de diciembre, 2006).

 

 

 

 

Bullin, R. 2004. Environmental and Social Aspects of Organic Aquaculture. Presented to Technical Development Session at “Organic Aquaculture & Sea Farming”. June, 2004. Ho Chi Minh City, Vietnam.

 

 

 

 

Lockwood, G., R. Nelson and G. Jensen (Eds). 2005. Proposed National Organic Standards for Farmed-Aquatic animals and plants (aquaculture) with Supporting Documentation and Information. National Organic Aquaculture Working Group. 81 p. http://govdocs.aquake.org/cgi/reprint/2005/801/8010170.pdf (visitado el 13 de diciembre, 2006).

 

 

 

 

Milstein, A. and O. Lev. 2004. Periphyton Based Aquaculture Test in the First Organic-certified Tilapia Farm in the World in European Aquaculture Society Special Publication, 34: 577-578.

 

 

 

 

El-Hage N. and C. Hattam. 2003. Agricultura orgánica, ambiente y seguridad alimentaria Colección FAO: Ambiente y Recursos Naturales N° 4 FAO, Roma. 280 p. http://www.fao.org/DOCREP/005/Y4137S/y4137s00.htm#Contents (visitado el 12 de diciembre, 2006).

 

 

 

 

Tacon A. and D. Brister. ?. Organic Aquaculture: current status and future prospects. 20 p. www.environmentalobservatory.org/library.cfm?refID=70158

 

 

 

 

The Center for Food Safety. ¿. Organic Aquaculture: an alternative?. 2p. http://www.centerforfoodsafety.org/pubs/organic%20aquaculture%20fact%20sheet.pdf (visitado el 12 de diciembre, 2006).