Huajuapan de León (ADN Sureste). El precio de los mariscos para la época de cuaresma se incrementó 30 por ciento, según un recorrido realizado por este medio entre los  principales mercados de la ciudad.

 

Camarón, sierra, trucha, mojarra, fueron de los principales productos del mar donde se registran aumento en los precios, toda vez que un kilo de filete se vende en aproximadamente 90 pesos, mientras que la sierra o la trucha se consiguen desde los 60 y hasta los 75 pesos por kilogramo.

Los comerciantes del ramo de mariscos indicaron que este aumento es sustancial, ya que se espera uno mayor durante la Semana Santa, el cual prevén sea de entre el 35 y 40 por ciento.

No obstante aseguran que antes de que llegue esa fecha el marisco suele bajar aproximadamente cinco por ciento, esto debido a que hay amas de casa durante los viernes de cuaresma no acostumbran a comprar pescado y esperan hasta que sea la semana mayor para adquirir este producto.

El aumento se dio, de acuerdo a los vendedores, aproximadamente 20 días antes de que comenzara la cuaresma. No obstante mencionaron que a pesar de que esta es una buena temporada para la venta de mariscos, ellos no ven un incremento en sus ventas.

“Los viernes de vigilia si vendemos un poco más, pero se compensa por todo lo que no vendemos en la semana”, refirió Alfredo Sánchez vendedor de mariscos del mercado Porfirio Díaz.

A decir de los comerciantes lo que más consumen las amas de casa son las mojarras de las conocidas como filapia, mismas que son criadas en estanques en las poblaciones de la Junta, Huajuapan y Huajolotitlán.

Sin embargo gran cantidad de los mariscos que se consumen en el mercado local provienen de la central de abastos del Distrito Federal, así como de los puertos de Salina Cruz, Veracruz y Acapulco.

En este sentido los vendedores señalaron que para ellos esta época es más difícil en cuanto a la inversión, toda vez que gastan más dinero de lo que comúnmente invierten para sus productos.

“Si antes invertíamos 10 mil pesos, ahora es casi el doble, porque los vendedores, de por ejemplo la central no nos dan crédito, a veces nos aceptan un cheque pero nada más y entonces tenemos que desembolsar más dinero”, acotó Ramiro Sánchez, comerciante.

A pesar del incremento los vendedores de mariscos confían en que la gente sí compre productos, a pesar de que ya son pocas las personas en el municipio que siguen con la tradición de la vigilia.

Fuente: http://www.adnsureste.info