(Galiciae).- La Plataforma de Distribución del Mejillón Gallego (Pladimega) prevé enviar gratis 16,5 millones de kilos de mejillón mediano a cocederos y fábricas, si la industria se compromete a comprarles toda la producción del molusco de este tamaño.

 

Tradicionalmente, la industria transformadora no compra mejillón mediano a los bateeiros gallegos, y prefiere el importado de Chile, por ser más barato. Así que la idea es introducirlo de nuevo en el mercado regalando a las conserveras 1.100 barcadas de molusco de este tamaño.

La medida pretende fomentar la competitividad del sector, según informa el vicepresidente de la Asociación Illa de Arousa, Julián García. Se trata de una de las iniciativas que quiere poner en marcha Pladimega, la futura central de ventas del mejillón gallego, que agrupará a más del 60% de los bateeiros.

En cuanto disponga de estatutos y sistema informático, se propone lanzar esta iniciativa para que las empresas "puedan comprobar la calidad del producto", precisó García, quien confió en que este proceso de constitución concluya esta semana.

Agustín Pose, presidente de la Asociación Gallega de Mejillones (Agame) -integrada en Pladimega- detalló que la cantidad de bivalvos que entregarán "a coste cero" se repartirá en función de la comercialización que realice cada fábrica. Sobre esta iniciativa "competitiva", Pose destacó que servirá para "eliminar el excedente" de mejillón y "recuperar" su presencia en el mercado.

Reunión de Pladimega

La Plataforma, que mantuvo este martes una reunión en Vilagarcía, integra más 2.100 bateas de todas las rías de Galicia -más del 60% del sector-. Engloba las asociaciones Opmega, Agame, Cabo de Cruz, Anegrove, A Illa de Arousa y Socomgal, además de otras más pequeñas.

García abogó por una integración total o la constitución de otra plataforma que, junto con Pladimega, defiendan los mismos intereses, alegando que la competencia con el mejillón de fuera y la atomización del sector dificultan el desarrollo de iniciativas.

"La unidad es lo más importante porque si queremos luchar contra el enemigo externo la única forma es estar unidos", subrayó el vicepresidente de la asociación Illa de Arousa. Apuntó al mejillón chileno, neozelandés o chino como el "enemigo a batir" porque "están ocupando el mercado que nosotros ocupábamos".

Paro de ventas
García explicó que el paro en el suministro de mejillón a las conserveras convocado por la Plataforma continúa. Preguntado por la existencia de piquetes, añadió que desde un primer momento se envió a algunas personas a los muelles para ver "qué cantidad de mejillón salía".

El objetivo de este paro es, continuó, "llamar la atención sobre los problemas del sector y que otras asociaciones se sumen, o no, a esta iniciativa", pues restan unas 700 bateas que no están integradas en ella.

Fuente: http://www.galiciae.com