AROUSA (El Faro de Vigo).- Las palabras del director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas (Anfaco), Juan Vieites, censurando la actitud de los productores de mejillón no van a provocar un cambio en las estrategias que se han fijado los "bateeiros", reunidos en torno a la Plataforma de Distribución de Mexillón de Galicia (Pladimega), cuyo objetivo final es recuperar los mercados y eliminar la competencia que supone el mejillón chileno.

 

Así, uno de los impulsores de Pladimega y presidente de la asociación Cabo da Cruz, Agustín Pose, no mostró ningún tipo de preocupación por la posibilidad de ser denunciados ante el Tribunal de la Competencia, pues "no estamos haciendo nada que sea ilegal, simplemente tratamos de hacer una mejor distribución del mejillón gallego con el objetivo de volver a ocupar aquellos mercados que perdemos por una serie de circunstancias". Entre estas circunstancias, entiende Pose, se encuentra la actitud que demostró hacia el sector el propio Vieites, "que por su actitud caciquil, permitió que el mejillón foráneo le quitará mercado al gallego".

Recuerda Pose que la plataforma de la que forma parte se ha limitado a realizar una oferta al sector transformador, que incluye la puesta en el mercado de 120 millones de kilogramos de mejillón de todas las características. Si las conserveras y cocederos son capaces de absorber toda esta producción, los bateeiros les pondrían encima de la mesa 16,5 millones de kilogramos de sin cargo alguno. Esta última cantidad se centraría en el mejillón de tamaño mediano, el que está sufriendo con mayor virulencia la presencia del bivalvo foráneo en los mercados.

Denominación de Origen

Las palabras de Vieites también han provocado la reacción del Consello Regulador do Mexillón de Galicia. El presidente de la entidad, Ramón Dios, mostró ayer cierto escepticismo ante el apoyo verbal del dirigente de Anfaco a la Denominación de Origen Protegida (DOP). "Debemos ser prudentes a la hora de analizar las declaraciones del responsable de Anfaco, porque siempre se opuso al DOP", indica Ramón Dios, aunque ante este cambio, no duda en animar al dirigente de la asociación de conserveras a que "adopte iniciativas tendientes a la implantación de la DOP, para lo que le brindo mi colaboración". El responsable del Consello entiende que la Denominación de Origen es fundamental para el sector de la transformación ya que permitirá a las empresas diferenciar su producto en los mercados y mejorar su volumen de negocio, "algo de lo que son conscientes la mayor parte, por eso aguardamos que se den pasos apoyando su implantación".

Fuente: http://www.farodevigo.es