VALENCIA (Europa Press).- La Conselleria de Medio Ambiente ha producido "con éxito" un total de 800 ejemplares de Loína o Madrilla del Túria en cautividad que serán reintroducidos posteriormente en el medio natural. La experiencia, que se ha desarrollado de manera conjunta por los servicios de Biodiversidad y de Caza y Pesca, se inició en el año 2006 con la captura de 53 ejemplares del medio natural.

 

Los reproductores se recolectaron mediante pesca eléctrica en el río Magro y, durante dos años, estos ejemplares han estado adaptándose a las condiciones de las balsas de cría hasta que, el pasado mes de marzo pudieron observarse por primera vez los 800 alevines de esta especie amenazada, según explicó el Consell en un comunicado.  

La cría se ha desarrollado en el Centro de Cultivo de Peces de Aguas templadas de Polinyá del Xúquer dependiente del Servicio de Caza y Pesca, ya que en sus instalaciones se dan las condiciones idóneas respecto a calidad del agua para mantener ejemplares de esta especie.

La loina o madrilla del Júcar es un pez endémico de la cuenca del río Júcar que está incluido en la categoría de 'En Peligro de Extinción' en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas y que, a su vez, se incluye como 'Vulnerable' en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

En las prospecciones realizadas durante los últimos años por técnicos de Medio Ambiente sólo ha sido posible encontrar algunos núcleos poblacionales de la especie en los ríos Cabriel y Magro, por lo que la Conselleria aprobó un Programa de Actuaciones para la conservación de la loina --Chondrostoma arrigonis-- en la Comunitat Valenciana, entre las que se incluyen este programa de cría de la especie.

Con el "éxito" de esta experiencia de cría, ya son cuatro los programas de cría en cautividad que existen para las cuatro especies de peces catalogadas en peligro de extinción en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas: samaruc, fartet, espinoso y loina.

La cría en cautividad es una "herramienta fundamental" en la gestión y conservación de las poblaciones de estas especies protegidas. Así, en el caso del Samaruc, si no se hubiera realizado, la especie estaría extinguida del medio natural.

Fuente: http://www.europapress.es