VIÑA DEL MAR.- En una visita coordinada por el Departamento de Difusión y Cooperación Pesquera de la Subsecretaría de Pesca de Chile, la ingeniera Gladys Cedeño, Directora de Pesca Artesanal de la Subsecretaría de Recursos Pesqueros de la República del Ecuador y el tecnólogo José Luis García, Director de Desarrollo Sustentable, llegaron hasta la localidad de Quintay el martes 19 de agosto, para conocer el Centro de Investigación Marina Quintay de la Universidad Andrés Bello y reunirse con los pescadores artesanales de la zona.

 

El recorrido incluyó una introducción a la historia del centro, que lleva 14 años emplazado en lo que fuera la planta ballenera y hoy cuenta con una completa infraestructura para desarrollar investigaciones, así como también recibir a los alumnos de la Universidad para perfeccionar su formación profesional en terreno; siempre manteniendo una estrecha vinculación con los pescadores artesanales de la zona.
 
La comitiva pudo conocer los cultivos de erizos, lapas, locos, ostiones, cangrejos, jaibas, congrios colorado y negro, almejas, caracoles y lenguados, entre otras especies bentónicas, para las que el Centro ha desarrollado la tecnología de transporte vivo hacia los mercados internacionales, especialmente asiáticos.
 
Los personeros del gobierno ecuatoriano, viajaron a Chile para conocer el sistema de administración pesquera artesanal del país y las experiencias del sector en la implementación de las medidas adoptadas para su desarrollo, como las áreas de manejo que son responsabilidad de las asociaciones de pescadores a las que se les entrega y llegan a cerca de 500 a lo largo de la costa.
 
Al finalizar el recorrido del Centro de Investigación Marina Quintay los delegados sostuvieron una reunión informal con el Sindicato de Pescadores de Caleta Quintay, donde fueron puestos al tanto de la forma de trabajo para la extracción de recursos marinos y cómo su vinculación con la Universidad Andrés Bello les ha permitido capacitarse y mejorar sus conocimientos, tanto para un desarrollo sustentable, como para una mejor comercialización de los productos extraídos del mar.

Fuente: Universidad Andrés Bello Viña del Mar