Comodoro Rivadavia (La Nación). Las empresas Oil Fox SA y Biocombustibles Chubut SA avanzarán, tras la firma en esta ciudad de la primera carta de intención, en la producción de biodiésel a partir del aceite algas patagónicas.

 

El proyecto, que tiende a promover y difundir la producción de este combustible alternativo para la exportación, tiene objetivos y plazos: Oil Oxy -firma de capitales nacionales que genera combustible desde 1997 y construye una planta de procesamiento en San Nicolás- se compromete a incorporar a su futura refinería toda la producción de aceite a base de algas que Chubut quiera venderle, así como la producción ya elaborada hasta el momento.

Las empresas que rubricaron la carta de intención sellarán el acuerdo definitivo en un contrato que firmarán en 90 días, que incluye también el intercambio de conocimientos tecnológicos.

El empresario Jorge Koloustian, de Oil Fox, señaló que "la demanda de Europa es de 9500 millones de litros y la Argentina produce 7000 millones de litros de aceites; aunque volcara toda la producción al biodiésel tampoco podría cubrir esa necesidad". Y reconoció: "Tenemos un problema, porque en los contratos que firmamos en el nivel internacional el tamaño de la muestra que nos solicitan es 20 veces mayor que la capacidad de producción con la que contamos actualmente y esto obligó a que buscáramos inversores para crecer en escala".

En cuanto a la materia prima, Koloustian afirmó que "estamos realmente sorprendidos porque para alimentar la planta de biodiésel que estamos construyendo en San Nicolás necesitaríamos la producción de soja de alrededor de 600 mil hectáreas; con 300 hectáreas en el Sur, con algas y con tecnología patagónicas -refiriéndose a Chubut- se podría lograr la misma cantidad de aceite".

El secretario de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Bohé, aclaró que el contrato entre ambas firmas da una solución tecnológica para la generación en escala industrial de aceite a base de algas y microalgas. "Esto, desde ya, nos pone muy contentos y orgullosos", dijo.

En este punto, el funcionario confirmó que a través del documento firmado se van a realizar pruebas sobre la muestra de dos litros de aceite de algas y dos litros de biocombustibles que serán remitidos desde el Centro de Energías a la Universidad del Litoral para realizar las contramuestras de calidad y así ir perfeccionando el contrato para vincular definitivamente a las empresas interesadas.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar