FAO
Roma, Italia
Traducción: Aquahoy

En esta entrevista, Grimur Valdimarsson, Director de la División de Productos e Industrias Pesqueras, comenta sobre el comercio internacional de los productos pesqueros, la industria mundial de alimentos de origen acuático, y lo que significan para el desarrollo de los países y el ambiente.

 

¿Cuáles son las principales tendencias en el comercio internacional de pescado?

Bien, la actividad esta creciendo fuertemente, lo que refleja el incremento del consumo en todas las regiones el mundo a 17,4 kg per cápita el mas alto en toda la historia. En el 2006, alrededor del 37% de todo el pescado de captura o de crianza fue comercializado internacionalmente, con un valor mundial de exportación de US$ 86 billones.

Los principales almacenes minoristas se están convirtiendo en los mayores actores. A través de innovaciones en logística y la gestión del abastecimiento ellos son capaces de reducir costos, y la competencia a nivel minorista se ha trasladado a menores precios. La expansión en la cadena minorista ha incrementado la disponibilidad de productos para los consumidores, estimulando su consumo.

Al mismo tiempo, los mas grandes minoristas significan pocos compradores potenciales. El resultado en el incremento del poder de compra es un tema para los pequeños productores en los países en desarrollo. FAO tiene varias actividades para apoyar el ingreso de este sector en los canales internacionales de comercialización.

Los minoristas más grandes están modelando la industria en otras vías, por ejemplo a través del establecimiento de estándares relacionados a la calidad y los impactos ambientales del pescado que ellos compran, lo que establece nuevas demandas sobre los productores y exportadores.

Actualmente existe confusión sobre los estándares, existen estándares de la industria, de agencias certificadoras y de otros gobiernos, y es creciente el interés en conciliar todos ellos y establecer un estándar internacional justo.

La globalización ha cambiado completamente que clase de pescado viene siendo consumido, quien los consume, y donde es consumido, ¿no es así?

Si. Las personas en los países desarrollados están consumiendo mas pescado debido a que se presumen de sus beneficios para la salud. Esta demanda extra viene siendo satisfecha por las importaciones. En los países en desarrollo donde se produce el 80%, la acuicultura se ha convertido en el sector de producción de alimento de mas rápido crecimiento en el mundo. Esta permite que los consumidores adquieran productos pesqueros sanos, nutricionales y seguros a precios asequibles. Los precios también han disminuido en comparación a las décadas anteriores, a pesar del reciente incremento debido al aumento de costos de la energía y los alimentos.

Se viene consumiendo una gran variedad de pescado. Las cadenas de producción pesquera ahora abarcan todo el mundo y son mas sofisticadas que antes, puedes ir a tu supermercado local en la mañana y comprar filetes frescos de alta calidad que proviene de algún lugar en el extranjero.

¿De donde?

Principalmente, de los países en desarrollo, que representaron la mitad de todas las exportaciones de pescado (valor) en el 2006. En cambio, los países desarrollados representan el 62% (peso) de todas las importaciones de pescado. En términos de valor, el valor global de las importaciones de pescado en el 2006 fue de US$ 90 billones, y los países desarrollados representaron el 80% debido a que ellos importan principalmente productos de mayor valor como camarón y salmón.

Este comercio incluye beneficios significativos para los países pobres, sus ingresos netos por exportación de productos pesqueros son de aproximadamente US$ 25 billones. Esto genera empleo e ingresos, no solo en el sector pesquero o la acuicultura también en la preparación de pescado y el procesamiento, o en el abastecimiento y transporte, y en otros sectores relacionados, y es también una fuente de divisas para los gobiernos. De esta forma, además de las contribuciones a la nutrición en el mundo en desarrollo, la pesca y acuicultura también promueven la seguridad alimentaria.

¿Cuáles son las preocupaciones sobre las poblaciones de peces silvestres. Pueden soportar ellos este nivel de actividad?

No, no todos ellos. Algunas poblaciones podrían producir mas pescado. Otras están produciendo a un nivel en el cual ya no se puede pescar mas. Otras poblaciones están sobrepescadas por lo que la pesca debería detenerse.

El incremento de la demanda por pescado para abastecer los mercados internacionales puede algunas veces resultar en una excesiva presión pesquera, lo que conduce a la sobreexplotación y al ineficiente uso de las poblaciones de peces, por consiguiente exacerban las consecuencias de la infectiva gestión de las regiones pesqueras. Esto puede impactar en la seguridad alimentaria, especialmente donde hay una alta dependencia del pescado para la dieta.

De esta forma esta es una pregunta de buena gestión. Con una gestión responsable y racional, la pesca y la acuicultura pueden continuar haciendo contribuciones al comercio, aportando al sustento, reduciendo la pobreza, mejorando la nutrición y fortaleciendo la seguridad alimentaria. Debemos recordar que la gestión pesquera no es solo sobre el recurso; esta también sobre las personas, sus sustento y sus incentivos con respecto al recurso.

¿Que opinión le merece la gerencia responsable?

En FAO creemos que tenemos un modelo bastante bueno para nuestro Código de Conducta para la Pesca Responsable. Estamos contentos de ver como lo países incorporan los principios del Código en prácticas pesqueras y acuícolas.

También estamos trabajando en la incorporación de guías técnicas para el comercio responsable de pescado, y esperamos ver que los países lo aprueben. Esto se convertirá en parte del Código de Conducta. La idea básica es que el comercio internacional de pescado no comprometa el desarrollo sustentable de la pesca y la utilización responsable de los recursos acuáticos vivos.
El objetivo es una pesca y acuicultura saludables y sostenibles, que se han capaces de proveer pescado a la población mundial y apoyen a este importante sector comercial.

Al mismo tiempo, FAO viene trabajando en un proyecto sobre certificación de los productos pesqueros y de los estándares para el ecoetiquetado, pero sobre todo ayudar a los países a mejorar la gestión y comercio responsable, con la finalidad de los países en desarrollo continúen participando del comercio internacional de productos pesqueros.