Por: Renzo Guerrero de Luna
(El Comercio).- El atardecer en la laguna de Sausacocha es, sin duda, una de las estampas más hermosas que tiene la provincia de Sánchez Carrión. El cielo coloreado de azules y nubes perfectamente dibujadas se mezclan con las aguas que a esa hora del día le rinden tributo al sol. La vista espectacular se ha convertido en los últimos años en un paradero obligatorio de los turistas que van camino a Cajamarca: nada mejor que un paseo en bote y una deliciosa trucha fresca. Insuperable.

 

Es este pez justamente el que ha contribuido directamente al desarrollo turístico de ese paradisíaco lugar. Desde hace tres años, el Gobierno Regional de La Libertad impulsó un proyecto de crianza de truchas en dos zonas estratégicas: Motil, como centro de reproducción, y Sausacocha, como el hábitat donde engordarían a los peces para su venta. Así, con algunas pocas truchas, se inició esta aventura que tuvo la aceptación instantánea de varias empresas mineras instaladas en la sierra liberteña, y de los lugareños, quienes la convirtieron en su engreída, motivo por el cual abrieron cinco restaurantes para aprovechar la llegada de los visitantes.

Según Homero Alvarado Zabaleta, ingeniero a cargo del proyecto Sausacocha, cuando comenzaron a criar truchas solo contaban con una producción mensual que no llegaba ni a los 200 kilos, pero hoy ya están manejando un promedio de dos toneladas al mes. "La cifra se puede quintuplicar si aprovechamos la oportunidad. Ahora somos siete los emprendedores que vemos en la trucha la posibilidad de negocio, pero pronto seremos más", afirma.

Los siete emprendedores de los que habla Homero están concentrados ahora en asociarse con otros productores de truchas para que juntos puedan ingresar al programa estatal Sierra Exportadora, situación que precedería a la exportación.

PENSANDO EN GRANDE

Para Luis Alberto Shimokawa Shiguiyama, jefe de la Dirección Regional de la Producción, ya se solucionó el primer problema del proyecto: demostrar que la trucha sí crece en la región y que se puede hacer dinero con ella. El siguiente paso es convencer a los inversionistas.

Por ese motivo --indicó Shimokawa--, y gracias a un proyecto ya aprobado por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) en 1'200.000 soles, se colocarán el año entrante 12 módulos demostrativos de cultivos de trucha en las distintas provincias de la sierra de La Libertad, con el fin de que los empresarios puedan ver in situ que la oferta es buena.

"Buscamos empresarios exportadores que quieran instalarse en Sausacocha o en otras lagunas, como ya lo ha hecho gente de la piscícola Global Fish en la zona de Huangacocha, donde se tiene una producción de 70 toneladas. Por ahora solo manejamos a pequeños productores que no llegan a las 50 toneladas anuales, pero queremos revertir eso", indicó.

Asimismo, puntualizó que no solo se busca mejorar la producción para aspirar a mercados foráneos, sino también para entrar a competir en el mismo Trujillo, donde ahora se comercian truchas de Huancayo. "Necesitamos mejorar algunos puntos, como la refrigeración, para entrar a competir en las grandes cadenas de supermercados", dijo.

Si bien no se quiere aventurar a precisar cuánta gente se va a beneficiar con estos planes, Shimokawa asegura que proyectos como estos se convertirán en el motor de la economía de la sierra. Seguro de ello, comenta sus razones: "Recuerdo que antes de que comenzara la crianza de la trucha, este era un lugar de paso. Bastó que alguien pusiera un restaurante para que todo cambiara. Ahora hay paseos en bote y casas de dos pisos. Poco a poco se abrirán más sitios pujantes como Sausacocha. Estoy seguro", finaliza.

LAS CIFRAS
30 toneladas al año produce el proyecto piscícola del Gobierno Regional de La Libertad. Ellas representan 270 mil soles.

5 toneladas estarían produciendo los siete proyectos piscícolas que existen en Sausacocha.

4 truchas pueden consignarse en un kilo. En Sausacocha un plato con pescado puede costar entre S/.6 y S/.10.


Las zonas de la trucha
La trucha se encuentra habitualmente en aguas frías de ríos y lagos. Las zonas de producción de trucha se ubican, básicamente, en Puno, Junín, Áncash, Cajamarca, Huánuco, Pasco, Cusco, Ayacucho, Moquegua y Tacna.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe