El Gobierno se propone impulsar la privatización de las granjas de peces del país, según anunció el Vice Premier Viktor Zubkov durante su visita de trabajo en la región Astrakhan.

 

De acuerdo con Zubkov, el nuevo estatus de las granjas les permitirá ampliar sus negocios, incursionando en la crianza de peces para su venta y procesamiento, además de responder a los pedidos del gobierno.

El punto difícil es que el estado mantendrá la mayoría, entregando hasta el 49% de participación en las piscigranjas a los inversionistas privados. Convertir a una piscigranja estatal en una empresa federal se hara en pocos pasos, empezando con la valoración de la empresa, auditoria y apoyo legal para pagar la participación mayoritaria del gobierno y poner en venta el resto. El proceso se establecerá a inicios del 2009, dijo Alexander Saveliev de la Agencia Federal Pesquera de Rusia Rosrybolovstvo.

Pero encontrar los inversionistas, especialmente en la etapa inicial, no será fácil, los inversionistas especulan. En Rusia, la pesca es el único mercado que no esta consolidado, manifestó Andrei Krainy, jefe de Rosrybolovstvo.

Fuente: The Kommersant