Uno de los puntos turísticos mas importantes en el país viene siendo afectada por la contaminación, generada por múltiples factores, entre las cuales se incluyen a las piscigranjas.

 

Los yates ya no ingresan a la bahía Güllük en Muğla, debido a que la contaminación no permite que los turistas puedan nadar.

Las piscigranjas viene siendo culpadas por la contaminación en Güllük y esta afectando a los turistas en uno de los mas importantes centros turísticos en Turquía. Según informes la contaminación de las piscigranjas inclusive ha llegado a matar a los peces.

Actualmente, un controversial plan propuesto en el Environmental Evaluation Report (ÇED) recomienda que las piscigranjas se reubiquen a lo largo de la costa.

Sin embargo, Ayhan Karahan, portavoz de Citizen Initiative and Patriotic Front, manifestó “Las bahías en donde los turistas alguna vez nadaban y los botes anclaban, se han convertido en pozos sépticos. Muchos peces continúan muriendo. La próxima semana recogeremos evidencia en presencia de un Notario y lucharemos para detener el nuevo plan del Ministerio de trasladar las granjas.”

Karahan informa que desde hace 10 años hasta la fecha se han establecido 130 piscigranjas a lo largo de la línea costera entre en pueblo de  Akbük en el distrito de Didim perteneciente a Aydin, y la villa Kıyıkışlak en el distrito de Milas perteneciente a Muğla.

Fuente: Turkish Daily News