SANTIAGO.- La organización internacional de conservación marina, Oceana, celebró el anuncio hecho por el Gobierno de Chile esta mañana, en relación con la elaboración de un plan para reducir el uso de antibióticos en la salmonicultura.

 

El Grupo de Tarea sobre Salmonicultura, convocado por el Ministro de Economía con el objeto de identificar los problemas que afectan a la salmonicultura y de avanzar en sus soluciones, dio a conocer hoy su segundo informe con las medidas que se adoptarán para enfrentar la crisis sanitaria que este año ha afectado a dicho sector. El informe incorpora, entre otras medidas, la elaboración de un plan de reducción de uso de antibióticos en la industria salmonícola, proceso que se extenderá hasta diciembre de 2008. De esta manera, la llamada "Mesa del Salmón" recogió la propuesta de Oceana de elaborar un plan de disminución de uso de estos químicos.

Para la organización medioambientalista, el uso excesivo de antibióticos en salmonicultura -más de 200 toneladas de antibióticos al año- es uno de los problemas más graves que provoca esta actividad, tanto por los impactos ambientales que acarrea como por el riesgo que el abuso de estas substancias implica para la salud pública. "El anuncio hecho por la Mesa de Trabajo del Salmón es un primer gran paso para reducir la utilización de antibióticos en la industria salmonícola. Oceana ha insistido en la urgencia de tener una nueva regulación para el uso de estos químicos que permita disminuir drásticamente las cantidades utilizadas en la salmonicultura. Dicha normativa debería prohibir antibióticos como las quinolonas y permitir el uso de otros tipos sólo en forma terapéutica y no preventiva. Seguiremos colaborando con este proceso para que el plan de reducción sea efectivo e incorpore estos criterios científicos", señaló al respecto Alex Muñoz, Director Ejecutivo de Oceana. La elaboración del plan de reducción de uso de antibióticos se iniciará con la recopilación de información y estudios científicos durante el mes de agosto, para luego seguir con el análisis de la regulación internacional en septiembre, la definición de los objetivos concretos del plan de reducción en octubre, la consulta y discusión con actores interesados en noviembre, para finalizar con la difusión de plan de reducción en diciembre de 2008.

Oceana, además, criticó al Gobierno chileno por seguir promoviendo la expansión de la industria salmonera mientras se revisa la legislación aplicable al sector acuícola. Hace algunas semanas la entidad solicitó formalmente al Ministro de Economía suspender la entrega de concesiones acuícolas al menos mientras se revisa tal regulación. "Lo lógico es suspender el otorgamiento de nuevas concesiones en la Patagonia chilena, como mínimo mientras se revisa la regulación y no se demuestre que la crisis de la industria salmonera está efectivamente controlada y definido el futuro del sector. Ahora no están dadas las garantías mínimas para asegurar la conservación de la Patagonia y toda su riqueza natural frente a actividades de alto impacto ambiental como la salmonicultura", señaló al respecto Alex Muñoz.

Actualmente hay 1.083 solicitudes de concesiones acuícolas para cultivo de salmón en trámite para la Región de Magallanes, cifra que aumentaría en un 2.541% el número actual de concesiones salmoneras otorgadas en esa región. Para la región de Aysén en tanto, las últimas cifras oficiales hablan de 1.141 solicitudes de concesiones en trámite.

"Al ver los problemas provocados por la salmonicultura en la Región de los Lagos, se hace evidente la necesidad de hacer una profunda evaluación de los costos e implicancias ambientales y sanitarios provocadas en esa zona, antes de decidir impulsar una expansión de la industria hacia el sur de Chile, sobretodo cuando ya se tienen noticias de los primeros brotes de virus ISA en la zona de Magallanes", agregó el director de Oceana.

Fuente: Invertia