MARÍN (EFE).- La conselleira de Pesca, Carmen Gallego, dijo hoy que los ecologistas "podrán decir que no les gusta el Plan (Acuícola) o que no quieren que en Galicia se desarrolle la acuicultura, pero en ningún caso podrán decir que incumple la normativa medioambiental"

 

El Plan, aprobado ayer por el Consello de Gobierno de la Xunta, "tiene absolutamente todos los informes técnicos previos y necesarios para su aprobación en el Consello da Xunta", dijo la conselleira en Marín (Pontevedra), donde hoy presento la campaña "Sonche Xan" para fomentar el consumo de pescado entre los niños.

Por ello Gallego invitó a las ONG de defensa ambiental a que señalen qué espacios de la Red Natura invade el Plan, algo que dijo estar esperando a pesar de haberlo preguntado reiteradamente.

"Hoy, agregó, estoy muy satisfecha de que desde el Gobierno de Galicia tengamos aprobado un nuevo Plan Galego de Acuicultura, que a mí juicio tiene varias virtudes".

Entre ellos destacó, el cumplimiento de la palabra con relación al respeto del medio ambiente, puesto que "ninguna de las nuevas instalaciones está ubicara dentro de la Red Natura", algo que lo diferencia del plan del gobierno anterior, dijo.
Este Plan- añadió- ocupa a 1,8% de la Red Natura en instalaciones que ya existían, pero ninguna de las nuevas se ubica en terreno de esta red.

Además el Plan cuenta con un informe "muy importante como es la Valoración Estratégica Ambiental", que define como debe ser el plan y que garantiza que no se ocupen espacios que puedan estar incluidos en la Red Natura."

Destacó, por otra parte, la seguridad jurídica que el nuevo Plan da a los empresarios del sector y afirmó que el sector de la acuicultura será cada vez más importante en el futuro, porque ya la Fao está informando que en el año 2025, un cincuenta por ciento del consumo de productos del mar procederá de la acuicultura, por el agotamiento creciente de los recursos.

Carmen Gallego manifestó que la intención del Gobierno gallego es colocar a Galicia al la vanguardia de estos sistemas y que en un plazo de 15 años produzca más de 21.000 toneladas de pescados planos por encima de lo existente hoy y que cree casi 2.000 puestos e trabajo.