SANTIAGO (EFE).- La Plataforma Vecinal de Merexo (PVM) ha denunciado graves errores y descoordinación entre consellerías en la elaboración del Plan de Acuicultura. La PVM considera en un escrito que «la Xunta de Galicia demuestra en documento oficial emitido después del Consello del pasado jueves que desconoce la ubicación real del pueblo de Merexo» y facilita una copia de un comunicado del Ejecutivo en el que se señala que el parque acuícola se situará en el municipio de Camariñas, cuando es el de Muxía.

 

«Esta es una muestra más -opina- del escaso conocimiento que tienen de la zona, de la costa y de los terrenos los implicados e irresponsables de su aprobación. Una situación gravísima y que muestra la falta de rigor con que se elaboró este maldito desastre». La asociación vecinal aporta también una carta de la Consellería de Pesca en la que dice que no consta la entrega de 3.000 firmas relacionadas con el parque, «algo rigurosamente falso», para la plataforma, que recuerda que «se presentaron más de 3.000 firmas con sus correspondientes registros y sellos administrativos».

También critica que Medioambiente haya afirmado que no existe constancia en la Dirección General de Conservación de la Naturaleza de que se iniciase un procedimiento de ampliación de las instalaciones de Merexo.

Para la Plataforma Vecinal de Merexo, «estas muestras son sólo la punta del iceberg de una larga cadena de irregularidades en las que la Xunta de Galicia incurrió a la hora de aprobar este maldito plan que pretende sepultar nuestro pueblo rodeándolo por 270.000 metros cuadrados de hormigón hasta la puerta de nuestras casas».

Finalmente, anuncia que llevará a los tribunales «a cada uno de los responsables que dieron o den en el futuro el visto bueno a este desastre con su firma». El plan acuícola se aprobó en el último Consello de la Xunta, celebrado tras el parón vacacional.

El presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, elevó por motu propio el texto a la reunión semanal del gabinete, para su aprobación definitiva, pese al desmarque del BNG, que denuncia más invasiones en la Red Natura que el PSOE. Las actuaciones contempladas en el plan suman una superficie total de 2.854.150 metros cuadrados y supondrán una inversión de 353 millones de euros y la creación de 1.966 puestos de trabajo directos, dijo Touriño.