Una planta de procesamiento en el sur del Estado viene siendo cuidadosamente monitoreado y sometido a algunas restricciones en el traslado de abalón, después de descubrir que el abalón mostraba signos consistentes con la enfermedad Ganglioneuritis Viral del Abalón (AVG).

 

El jefe de la Oficina de Veterinaria de Tasmania, Dr. Rod Andrewartha, informó que el examen del tejido del abalón mostró signos consistentes con AVG. Se vienen realizando investigaciones adicionales para confirmar el diagnostico.

Esta investigación se inicio después que el procesador informo sus sospechas de señales en el abalón, como parte del programa de monitoreo de las enfermedades del abalón en Tasmania.

AVG es una enfermedad potencial seria del abalón, con una tasa de mortalidad alta. AVG no afecta a los humanos.

Las captura de abalón silvestre en Tasmania es la mas grande del mundo, con alrededor del 25% de la cosecha anual mundial. Este también soporta una captura recreacional muy activa que incluye alrededor de 12,500 personas.

AVG viene diseminándose lentamente a través de las aguas de la costa de Victoria y el Gobierno de Tasmania ha implementado varias medidas para minimizar el riesgo de que esta enfermedad alcance el abalón silvestre.

Las muestras del tejido enfermo han sido enviadas al Australian Animal Health Laboratory en Geelong para análisis adicionales.

Se ha desarrollado la pagina web  www.dpiw.tas.gov.au/abalonedisease, en donde regularmente se provee información sobre la investigación.

Fuente: Tasmanian Goverment