(Estrategia).- Según Alvaro Jiménez, director ejecutivo de la firma, se producirán 70 mil toneladas de peces, cuando la proyección era de 150 mil toneladas hace dos años.

 

Para nadie es un secreto que la empresa noruega, Marine Harvest, ha sido una de las más golpeadas por la Anemia Infecciosa del Salmón (Isa). La compañía que ha sufrido la contaminación de varios centros de cultivo, ha tenido que cerrar plantas de proceso y reestructurar completamente la producción. Y es que según Alvaro Jiménez, director ejecutivo de la firma en Chile, en 2006 existía un plan estratégico, “que indicaba que en 2009 la empresa iba a estar produciendo 150 mil toneladas de peces, pero no vamos a estar produciendo ni 70 mil toneladas”.

Por lo anterior, el ejecutivo afirmó que “se ha minimizado mucho el impacto del virus Isa. Solamente en crecimiento, para nosotros la diferencial es de más 80 mil toneladas y eso son más de US$300 millones, independiente de las pérdidas”.


La compañía -cuyos costos de ajuste han sido de más de US$30 millones este año- opera actualmente con tres plantas de proceso y 33 centros de cultivo, pero continúa en proceso de reorganización. En ese contexto, Jiménez, comentó que “en la medida que vaya cayendo la producción, vamos a tener que seguir haciendo ajustes, los que no han terminado en lo absoluto”.

Aunque por ahora, no se proyecta el cierre de otra planta procesadora, el ejecutivo, explicó que “en muchas áreas va a haber reducción de personal, no hemos definido un número, porque va a depender de cómo nos impacte el crecimiento de los precios, que hasta ahora han andado bien, pero ha habido mucho Isa en el ambiente, así es que no estamos seguros de que logremos llegar con todos los peces a término”.

Fuente: http://www.estrategia.cl