El 35 por ciento de los cultivos de mojarra en el embalse de Betania, calculado en siete mil toneladas, se perdieron como consecuencia del reciente desastre ecológico, informo Radio Caracol en su página web.

 

Las dos millones 300 mil toneladas que se perdieron como consecuencia de la falta de oxígeno, causaron pérdidas directas por ocho mil millones de pesos valor que superará los 20 mil millones de pesos por los costos de oportunidad, informó el representante Carlos Ramiro Chavarro.

Las cifras no fueron cuestionadas por el gobierno. El desastre de Betania afectó directamente a mil 500 familias y a tres mil adicionales que viven de la pesca.

Los parlamentarios de la región reclamaron del gobierno incrementar la partida de mil millones de pesos asignada para apoyar a los afectados, refinanciar deudas y abrir nuevas líneas de crédito para atender a los empresarios perjudicados por la situación.

A raíz de lo sucedido en Betania el gobierno, a través del ministro, del Medio Ambiente, Juan Lozano, anunció que propondrá una nueva normatividad para regular el uso de los embalses.