MAR DE PLATA (La Capital).- La Expopesca, que se llevará a cabo entre mañana y el sábado que viene en las instalaciones de la Base Naval de Mar del Plata, le dará visibilidad a la compleja situación que afronta hoy la industria pesquera argentina.

 

Quienes están al frente de las empresas observando a diario la evolución de la actividad, advierten que el sector hace tiempo dejó de gozar de los beneficios que tras devaluación, le permitió recomponerse, hacer inversiones millonarias y pisar fuerte en muchos mercados internacionales.

El aumento del peso frente al dólar, la inflación que elevó el costo de los insumos básicos y la caída de los precios internacionales de productos claves como el calamar y el langostino, provocaron que la rentabilidad comenzara a verse seriamente deteriorada. Este es el panorama que existe en la actualidad en una industria dentro de la cual, sus principales referentes, advierten que el futuro es incierto. Las noticias de los últimos días parecen estar dando motivos para acentuar todavía más esa preocupación.

La crisis financiera mundial -que anteayer derivó en la quiebra del banco de inversiones Leheman Brothers- comienza a perjudicar a las economías de los principales países consumidores de pescados y mariscos argentinos. Los españoles, por ejemplo, ya sienten fuerte el cimbronazo en sus bolsillos, lo que comienza a generar una evidente caída de la demanda.

La primera megamuestra del sector que se realizará en el país y en todo el Mercosur, llega justo en un momento en el que la pesca tiene mucho por discutir.

La feria será inaugurada mañana a las 9, en una ceremonia en la que, entre otras autoridades, estará presente el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. La muestra es organizada por los diarios La Nación y Clarín y auspiciada por el diario LA CAPITAL de Mar del Plata.

Se desarrollará en una carpa que ocupa unos 5 mil metros cuadrados, dentro de la cual, habrá alrededor de 150 stands. Allí se desarrollarán conferencias, seminarios y debates vinculados con la pesca industrial, deportiva, la acuicultura y la industria naval, entre otros.

El fuerte aumento de costos registrado para la actividad industrial en los últimos meses seguramente dominará gran parte del debate, junto a la expectativa de que desde el Estado haya decisiones que ayuden a recuperar parte de la competitividad perdida.

Por lo pronto, las cámaras del sector, aprovecharon los últimos días para exponer cuál la situación.

El Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA), difundió un relevamiento de la evolución de los precios del combustible, el polietileno y el cartón corrugado, demostrando de qué manera crecieron desde la devaluación hasta la actualidad.


Allí se establece que el gasoil subió un 97% desde agosto de 2003, lo que genera un fuerte impacto en los costos operativos de toda la flota, perjudicando por igual a los grandes buques con gran autonomía y a las pequeñas lanchitas amarillas dedicadas a la pesca artesanal.

Otros productos, como el cartón corrugado y el polietileno -claves en la etapa de procesamiento y embalaje- subieron un 98% y un 357% respectivamente desde 2001 a la fecha.

Además del encarecimiento de los costos de producción, el sector afronta problemas en materia de mercados. Según la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (Caipa), en el caso del calamar la reducción de precios en el mercado internacional "ha sido del orden del 40% al 50%", mientras que "los valores del langostino vienen bajando entre el 30% y el 40%". Lo peor es que no hay indicios de que los valores de estos dos productos vayan a subir en el corto plazo. Por el contrario, la crisis económica global está retrayendo el consumo en países como España, que le compra a la Argentina el 32% de todos los pescados y mariscos que exporta.

La merluza, el otro producto pesquero clave de la industria, ya no sólo tiene inconvenientes de orden biológico. También está encontrando dificultades para posicionarse en las góndolas europeas ya que comienzan a aparecer otras especies como la allaskan pollok, que proviene del mar del norte y es más económica y va ganando terreno.

La pesca industrial con sus dilemas no será la única que tendrá su lugar en la exposición. También habrá espacio para la acuicultura, una actividad en crecimiento en todo el país, donde ya hay casi un centenar de establecimientos dedicados a la producción de trucha, salmones, ostras o tilapia.

La muestra será también un gran atractivo para los amantes de la pesca deportiva: contará con un sector conformado por stands comerciales e institucionales. Allí se expondrá equipamiento con las últimas tecnologías, tendencias, y se realizarán capacitaciones de las diferentes disciplinas.

Cuatro jornadas para debatir a fondo

Durante los cuatro días que dure la Expopesca, habrá una gran cantidad de charlas a cargo de especialistas, que se referirán a la situación de la industria pesquera, la industria naval y la acuicultura, entre otros temas

Mañana, a las 9.10, se abordará "La globalización en la industria pesquera: hacia una pesquería sustentable", donde se incluirá la acuicultura como alternativa sustentable; a las 11.20, "La industria pesquera argentina: oportunidades y desafíos ante la globalización"; mientras que a las 15.20, "Uso de las cuotas de pesca y el acceso al recurso".

Sobre este último tema tendrán la palabra el presidente del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas, Oscar Fortunato, y el presidente de la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina, Alfredo Pott. Luego, a partir de las 16.30, será el turno de debatir un tema clave: "Generación de valor en la industria pesquera y exportaciones"; sobre todo teniendo en cuenta que el caladero argentino se encuentra en su máximo nivel de explotación sustentable y la industria necesita ir superando gradualmente el modelo basado en commodities.

Marcelo Elizondo, director ejecutivo de la Fundación ExportAr; Oscar Fortunato; y María Isabel Yeannes, de la Universidad Nacional de Mar del Plata, serán los encargado de encabezar el intercambio de opiniones.

Por otra parte, el jueves 18, desde las 9.30, habrá todo un bloque de exposiciones dedicado a "Nuevas oportunidades para el desarrollo de productos de origen marino y acuícola", a cargo de representantes de CT Valparaíso S.A. (Chile), la Asociación Argentina de Acuicultura y Teseo (Bélgica).

Entre las actividades del viernes 19, en cambio, se destacan varios temas referidos específicamente a la acuicultura y otros como "Estímulos, reintegros y derechos de exportación: cuestiones para optimizar la operatoria", con las disertaciones, desde las 14, de los contadores Ariel Baliña y Karina Boggio junto al doctor Agustín Ameztoy.

En tanto, el sábado 20 -a partir de la 10- la agenda estará marcada por "La problemática del calamar" y "Actualidades y perspectivas de la industria naval" mediante las exposiciones de armadores de buques poteros y Juan Antonio Torresín, presidente de la Federación de la Industria Naval Argentina.

La muestra contará con un sector principal conformado por stands comerciales e institucionales; aunque también habrá rondas de negocios, las mencionadas conferencias, un área de exposición dinámica, otra de gastronomía e incluso espacios para la pesca artesanal y deportiva.

Fuente: http://www.lacapitalnet.com.ar