SANTIAGO DE COMPOSTELA (Europa Press).- Las organizaciones de bateeiros Pladimega y Federación Arousa-Norte recuperaron esta tarde la negociación del sistema de reparto de la producción de mejillón tras superar sus "reticencias" iniciales a reabrir el diálogo, roto después de los incidentes registrados en el muelle de Vilanova de Arousa el pasado martes.

 

Así lo anunció la conselleira de Pesca, Carmen Gallego, que esta tarde se reunió con representantes de Arousa-Norte para desbloquear el conflicto entre los mejilloneros y lograr que accediesen a hablar y buscar una salida a la actual crisis. La Consellería, según señaló su titular, demandó a los bateeiros que "reinicien su actividad con urgencia" para, así, "normalizar" la coyuntura del sector.

Desde las 18.00 horas, Pladimega --organización que representa al 80 por ciento de los productores-- y Arousa-Norte --contraria a integrarse en la primera y a su sistema de reparto de las ventas-- "discuten", como informó Gallego, cuál es la distribución que deberá realizar cada una de las agrupaciones para consensuar una postura "conjunto".

Ambas organizaciones están de acuerdo en impulsar una organización de toda la producción y que ésta se gestione a través de un control único, según adelantó la conselleira. La diferencia pendiente entre los bateeiros continúa siendo el método a seguir para repartir su producto, esto es el mercado del mejillón gallego.

La titular de Pesca también se reunió esta tarde con representantes de Virxe do Rosario de Vilaxoán, que rechazaron dialogar con Pladimega como consecuencia de los incidentes de Vilanova, cuando más de 500 bateeiros afines a esta organización intentaron impedir que Arousa-Norte y Virxe do Rosario descargasen mejillón en el muelle.

Asimismo, Gallego subrayó la labor mediadora de su departamento que, con los tres encuentros de ayer y otros tantos de hoy, acumula ya diez reuniones para lograr desbloquear el conflicto desatado entre productores. Mañana están previstos nuevos encuentros con el sector mejillonero como continuación al diálogo retomado hoy.

DIÁLOGO CON COCEDEROS Y DEPURADORAS

Gallego no especuló con un posible acuerdo este fin de semana que evitase un desabastecimiento del mercado de mejillón fresco --que afectaría especialmente a las depuradoras--. A este respecto insistió en que la prioridad es que los bateeiros "se organicen entre si" para impulsar el sistema de venta y reiniciar el diálogo con sus clientes, cocederos y depuradoras.

Con respecto a éstos señaló que los dos colectivos trasladaron en las reuniones mantenidas ayer su necesidad de que los productores les provean de recurso "durante todo el año" y "de la calidad que el mercado demanda".

La conselleira incidió en la necesidad de que los productores y el conjunto del sector aprovechen las "nuevas herramientas" de las que dispone, la denominación de origen protegida --la primera en la Unión Europea para un producto del mar, como recordó-- y su recién aprobado reglamento. "Es una oportunidad que no se puede dejar pasar", advirtió.