NEW YORK.- La empresa Sapphire Energy, que tiene como objetivo el producir biocombustibles en base de algas, anunció el  miércoles que ha obtenido US$ 100 millones de los inversionistas.

 

La empresa espera obtener, en tres o cinco años, cantidades comerciales de biocombustibles a un costo de US$ 50 a 80 por barril. Sapphire selecciono y modifico genéticamente las algas para maximizar su producción interna de lípidos.

“El objetivo de Sapphire es producir un combustible que pueda competir con los actuales,” manifestó Jason Pyle, presidente ejecutivo de Sapphire.

El dinero se ha duplicado con respecto a la inversión inicial de US$ 50 millones que tenia la empresa en junio. Los nuevos inversionistas incluyen a Cascade Investment, LLC, una empresa de Bill Gates.

En medio de los altos precios para los combustibles y la creciente preocupación sobre el calentamiento global, las empresas están compitiendo por hacer que las grasas de las algas se conviertan en combustibles.

Las algas absorben el dióxido de carbono (principal gas invernadero) para crecer, de esta forma el efecto neto del combustible sobre el calentamiento global es considerado como neutral.

Existen muchos desafíos para producir combustibles. Uno de los problemas ha sido la tendencia del alga a reducir su proceso de procesar lípidos una vez que ellas se multiplican rápidamente en un estanque, o en contenedores.

Pyle informó que Sapphire modifico las algas y trabaja con ellas para evitar el problema identificado.

Sapphire anticipo a sus inversionistas que esperan alcanzar al inicio una producción comercial de 10 000 barriles por día de combustible. Esto es similar a lo producido por una gran planta de etanol, y una pequeña fracción del combustible demandado por EEUU, de cerca 20 millones barriles por día.

Pyle espera que los precios del combustible permanezcan altos para garantizar la rentabilidad de la empresa, a pesar de la caída desde un precio record de US$ 147 el barril en junio a cerca de US$ 91 el jueves.

Fuente: Reuters