La carpa común es la tercera especie de pez en importancia que se viene cultivando en el mundo. Sin embargo, enfermedades como el herpes virus koi (KHV) amenaza su crianza en muchos países.

 

Nofima (Food, Fisheries and Aquaculture Research Norway) y sus socios en el proyecto europeo EUROCARP han encontrado que la resistencia a esta enfermedad es altamente heredable y puede ser combatida con la reproducción selectiva.

Estos hallazgos se dieron cuando los investigadores cruzaron individuos de cuatro líneas de carpa común de origen silvestre y de crianza, y probaron su supervivencia después de la infección con KHV. Para cada familia, se evaluaron a 20 individuos. Las 91 familias que fueron evaluadas mostraron un gran variación en su supervivencia después de la infección.

Alta supervivencia en algunas familias

Las tasas de supervivencia entre las líneas puras y sus cruces variaron entre 0 y 8% después de la prueba. A pesar de la baja variación entre las líneas y cruces, hubo una gran variación genética dentro de las líneas y cruces. De las 91 familias evaluadas, 60 murieron completamente debido a la enfermedad, pero hubo familias que registraron hasta un 45% de supervivencia.

El Dr. Jørgen Ødegård, investigador de Nofima, dijo que aunque se registro una alta tasa de mortalidad general, existen buenas razones para ser optimista: “La gran variación entre familiar mostro que la genética de la carpa común es crucial para la resistencia contra KHV, y nuestras investigaciones mostraron que el 80% de variación en resistencia a esta enfermedad se debe a los genes diferentes de los individuos. Este puede ser el medio para aplicar un programa de reproducción selectiva, en donde se facilite la reproducción de las familias e individuos resistentes, que pueda mejorar la resistencia de la carpa común al KHV en unas cuantas generaciones”.

No se han implementado las herramientas genéticas

En la actualidad, los programas de reproducción selectiva para carpas son limitados,  diferentes a otras especies acuícolas principales como tilapia, camarón y salmón. La carpa común es producida en Asía y Europa, y el KHV esta presente en ambos continentes. El grupo de investigación del proyecto EUROCARP recomienda considerar un programa de reproducción selectiva que incluya la resistencia a KHV y otros rasgos importantes (crecimiento y supervivencia).

El proyecto es financiado por la Unión Europea y es coordinado por el HAKI Research Institute of Fisheries Aquaculture and Irrigation) de Hungría. El CEFAS (Centre for Environment, Fisheries and Aquaculture Sciences) del Reino Unido fue la responsable de las pruebas de desafío al KHV. El Dr. Jørgen Ødegård present el proyecto a Aquaculture Europe.

Fuente: Aquafeed