LA MANTA.- Desde el 03 hasta el 25 de octubre inspectores de la Comunidad Europea (UE) se encargarán de inspeccionar la flota atunera, plantas procesadoras de pescado y camarón, y los hatcheries de producción de larvas de camarón.

 

De acuerdo con el informativo La Hora el objetivo es hacer una revisión de la cadena de producción de los productos del mar que se exportan al continente europeo.

Los grandes países importadores de alimentos, como los pertenecientes a la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos, establecen para los países exportadores la obligación de tener sistemas de control sanitario equivalentes a los aplicados a sus productores nacionales.

Las inspecciones incluyen a las exportadoras de camarón y a los laboratorios productores de larvas.

Plan de control
Entre tanto, según Luigi Benincaza, presidente de la Asociación de Exportadores del Ecuador,  los armadores y procesadores de pescado están cumpliendo con las normas contempladas en el Plan Nacional de Control que ejecuta el Instituto Nacional de Pesca, INP.
 

Estas normas sanitarias son las que exigen los europeos para la producción de los productos del mar ecuatorianos, previo a que sean exportados hacia ese continente.

El INP es el que presenta un informe a la Unión Europea, la misma que envía sus delegados para que confirmen si esa evaluación del INP ha sido efectiva o no, es decir, si las empresas y las naves han cumplido con las normas establecidas.

Benincaza señaló el año pasado las inspecciones fueron satisfactorias aunque hubo que corregir en base a algunas observaciones que “aspiramos hayan sido corregidas en lo que va del año”.

Dijo que de cumplirse adecuadamente con las normas, la periodicidad de las visitas de los representantes de la UE podrían disminuir.