La profesora Chita Guisado destaca el aporte que esto significa para el país. "La única manera para que Chile despegue es aumentar el desarrollo y la innovación", subraya.

 

Una de las grandes tareas de toda universidad es la investigación. Un gran papel cumple en esta área la Facultad de Ciencias del Mar y Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, mediante una serie de proyectos financiados por el Estado a través de Conicyt. La profesora Chita Guisado, académica de Biología Marina, dirige varios de estos proyectos en el área de la acuicultura, vista por muchos como la alternativa alimentaria del futuro.

“En este momento, están en desarrollo tres proyectos. El primero es con pulpo del sur, en donde nosotros vamos a hacer toda la producción de juveniles, para lo que estamos esperando la llegada de ejemplares desde la Décima Región. Otro proyecto, que también se inició a fines de año, es el desarrollo de la tecnología de cultivo y engorde del pepino japonés, una especie de mucha importancia económica a nivel mundial, cuyo valor es de 450 dólares el kilo seco, aproximadamente. Esto se va a trabajar en Iquique, aprovechando toda la tecnología que hemos desarrollado con el pepino chileno: tenemos la experiencia de eso para aplicarla ahora. El tercer proyecto es con erizo, en donde estamos trabajando en el sur de Chile, con la especie comestible de acá, de mucha importancia económica. Este proyecto se basa en hacer engorde de erizo de fondo. Estamos utilizando corrales de fondo en el sur de Chile para el engorde”, explica la profesora Guisado.

Recientemente, fue aprobado otro proyecto de la profesora Chita Guisado, destinado a aumentar la inmunidad en los salmones. “Hay un equipo de biotecnólogos que encontraron una molécula que aumentaría la inmunidad de estos animales. Ésa es la propuesta, cuyo fin es disminuir las infecciones, y, lo que nos interesa a nosotros, que la empresa disminuya el uso de antibióticos, que está penado a nivel mundial. Ése está en período de reformulación y pienso que a pronto empezaría a desarrollarse”.

La participación de egresados y tesistas de Biología Marina es fundamental en el desarrollo de los proyectos. La profesora Guisado trabaja con María Fernanda Guerrero, bióloga marina; Leonardo Zamora, tesista de Biología Marina; Natalí Delorme, también alumna tesista, y Roberto Maltrain, biólogo marino. Todos ellos destacan el valor que tiene para su desarrollo profesional el colaborar en este tipo de trabajo, así como para su currículum. Maltrain destaca el valor de los resultados de las investigaciones. “Los resultados que obtenemos en estos proyectos, están a disposición del gobierno y de las empresas que participan, por lo que eventualmente toda esta tecnología es posible de traspasar a personas que quieran introducirse en el mercado de la acuicultura”, señala.

Más allá del valor particular de cada proyecto, la profesora Chita Guisado subraya la importancia de innovar a través de la investigación. “La única manera para que Chile despegue es aumentar el desarrollo y la innovación. Y eso se dice a nivel de todas las entidades: la única manera de despegar es innovar, porque así son los países desarrollados. Si nosotros queremos ser desarrollados, hay que innovar. Lo que nosotros hacemos es un granito de arena. Asimismo, estos proyectos sirven para obtener mayor financiamiento del Ministerio de Educación, porque es parte de la producción, y a las universidades las evalúan por producción, lo que significa un mayor aporte del estado. De acuerdo a eso, ojalá que todos los académicos pudieran desarrollar proyectos”, concluye.

Fuente: Universia.cl