CIENFUEGOS.- Gracias a este innovador de la Empresa Pesquera Industrial de Cienfuegos (PESCACIEN), el colectivo sumará a sus esfuerzos en el desarrollo de la acuicultura, una máquina procesadora de desperdicios, que servirá para la alimentación de alevines, informó el periódico 5 de Septiembre .

 

Manuel Ruiz González, mecánico del taller de Maquinado perteneciente a PESCACIEN, es el autor de un nuevo equipo para procesar sobrantes aprovechables con vistas a la alimentación de alevines, que contribuirá al desarrollo de la acuicultura en Cienfuegos, actividad a la cual el territorio dedica más de 4 000 hectáreas.

Junto al espigón del otrora Combinado Pesquero sureño están los obradores del ingenio. En estos talleres la inventiva ha sido decisiva, eso bien lo sabe Manuel, un hombre que ha dedicado los últimos 24 años a componer los navíos que surcan las aguas cienfuegueras para hacer de este un importante punto comercial del Caribe.

"Nos comunicaron la necesidad de hacer rendir los desperdicios de esta industria para la alimentación de las clarias. Entonces creamos este equipo, dotado de un motor de combustión interna, y con el cual llevamos casi un mes en las pruebas".

La acuicultura, junto a la pesca de escamas, constituye actualmente la base de las manufacturas de la industria EPICIEN. Las especies de agua dulce aportan hoy las mayores producciones para la elaboración aquí de alimentos conformados, entre ellos medallones, croquetas, salpicones y otros derivados.

Aumentar el peso de las especies cultivadas en embalses, canales y micropresas es hoy la porfía de estos trabajadores.


"Una vez puesta en marcha, esta máquina procesará una tonelada de productos en una hora -explicó Manuel. Pronto iniciaremos los primeros procesos y para ello cuento con la cooperación de Asmey Vega, uno de mis colegas".

La Empresa Pesquera Industrial de Cienfuegos (EPICIEN) se dedica a capturar, industrializar y comercializar de forma mayorista estas especies y las de plataforma, así como productos emanados del procesamiento empresarial.

Hasta la fecha, los planes de captura de la línea acuícola han sido superados con creces. El tesón de los innovadores se suma ahora a los afanes recuperativos de la entidad, para resarcir las pérdidas ocasionadas por el azote del huracán Ike.