Más de diez mil dorados se espera obtener gracias al proyecto Innova Chile de Corfo, denominado “Optimización de una tecnología para la producción de juveniles de Seriola lalandi (dorado) como unidad base para proyectar la sustentación del proceso de engorda a escala comercial”, que desarrolla la Facultad de Recursos del Mar de la Universidad de Antofagasta.

 

La primera etapa del proyecto fue financiada por Fondef, entidad que entregó 215 millones de pesos. Mientras que la etapa actual, es financiada por Innova Chile de Corfo por un monto de 178 millones de pesos, a los cuales se suman los aportes de diferentes empresas privadas.

El director del proyecto, académico Rodolfo Wilson Pinto, explicó que esta parte de la iniciativa tiene como objetivo optimizar el desarrollo de una tecnología base para la producción de dorados juveniles. “Para ello, se maneja un stock de reproductores, los cuales, mediante la aplicación de técnicas de reproducción y desarrollo, permitirán la obtención controlada de huevos y larvas”, precisó.

Posteriormente, se espera obtener los antecedentes técnicos que posibiliten la obtención de especies juveniles, lo que permitirá sentar las bases para proyectar los procesos de engorda a escala comercial en sistemas de balsa-jaula instaladas en el mar. Finalmente, se propone transferir la tecnología desarrollada al mercado objetivo, el cual está conformado principalmente por las empresas productoras de salmones instaladas entre la X y XI regiones y las industrias ubicadas en la zona Norte.

Reproducción

“Esta nueva etapa del proyecto partirá oficialmente en enero, cuando los dorados empiecen a reproducirse, previo a esto, hemos preparado a los peces; se les hizo un tratamiento con antibióticos, se les puso vitaminas, se desparasitaron y se les cambió la alimentación. Ahora ellos ya superaron esa etapa y han ingresado al estanque donde va a ocurrir posteriormente la reproducción”, explicó Rodolfo Wilson.

El investigador añadió que hoy cuentan con veinte especies reproductoras cuyo peso varía entre 9 y 14 kilos, de ellos diez son hembras esperándose que cada una ponga 200 mil huevos por postura. “De acuerdo a eso, más el desarrollo larvario, quedarían mil, lo que nos daría 10 mil posibles dorados, que si se completan se transforman en juveniles” precisó el académico de la Universidad de Antofagasta.

Resultados

Los resultados de la investigación esperan transferirse por lo menos a dos empresas del área acuícola para que se instalen en la Región de Antofagasta, a quienes se les entregará un paquete tecnológico consistente en un sistema para la producción de juveniles de Seriola lalandi (dorado).

Conjuntamente, se espera desarrollar la engorda de los juveniles hasta la talla comercial (3 ó 4 kilogramos) para lo cual las empresas deberán desarrollar nuevas inversiones en investigación, desarrollo e innovación “para así lograr la consolidación de un sistema de cultivo integral, es decir, que abarque desde la producción de alevines hasta la etapa de engorda del dorado”, señaló Wilson.

Fuente: Universia