Santiago. Evidenciando la misma locuacidad que su antecesor Carlos Vial, el nuevo presidente de los empresarios agrupados en SalmónChile, el ingeniero agrónomo César Barros Montero dijo en sus primeras declaraciones a la prensa que las regiones sur australes sin el funcionamiento de la industria salmonera “volverían a la edad de piedra” informó Ecoceanos News.

 

"Damos vida y sustento a las regiones donde trabajamos, que sin la agricultura -o en su caso, la acuicultura-, volverían a la edad de piedra", afirmó Barros Montero en declaraciones al diario La Tercera. Con esta frase, este “hombre del agro”, marcó su entrada a la industria más cuestionada por sus rudos y patronales estilos de manejo empresarial, así como por sus variados problemas ambientales, sanitarios y laborales.

Con la instalación de Barros Montero, el segundo presidente no salmonero en SalmonChile, se consolida la alianza política y productiva exportadora entre las grandes compañías salmoneras y sus abastecedores agrícolas. Así, se espera que el nuevo presidente agrosalmonero, aporte toda la experiencia política del histórico sector agrícola chileno, reforzando la capacidad de articulación y presión de la industria acuícola y el fluido contacto con el sector gubernamental, partidos políticos, legisladores y otros sectores empresariales.
 
Barros Montero posee además otros cuatro cargos de representación empresarial, ya que es presidente de la Bolsa Agrícola, director de la Sociedad Nacional de Agricultura y miembro de los directorios de las empresas Azucarera IANSA y Viña Santa Rita.
    
“GRANDES EMPLEADORES DE MANO DE OBRA NO CALIFICADA”
En sus primeras declaraciones Barros Montero afirmó que centrará su trabajo en tres objetivos: modernizar y unificar las regulaciones que tiene la industria; promover el "cluster" acuícola; e integrarse a las comunidades regionales realizando inversiones que el Estado no ha efectuado. "Ese será uno de los centros de nuestra acción que van desde el apoyo a (club de fútbol) Deportes Puerto Montt o la ayuda a localidades pequeñas", afirmo Barros a El Llanquihue.
 
Consultado por el vínculo entre agricultura y cultivo de salmones, César Barros afirmó que "son muchos puntos los que unen la agricultura y la salmonicultura: su apuesta por las regiones, el ser exportadores de alimentos y por tanto, parte del objetivo nacional ‘Chile:Potencia Alimentaria’”.
 
El empresario agregó a La Tercera que “también el ser grandes empleadores de mano de obra no calificada, el compartir mercados, acusaciones y defensas proteccionistas de industrias competidora, y el trabajar con la naturaleza renovando y no depredando", son otros elementos que unen a estos dos sectores.

Enfatizó además que "competimos en un mundo global bravo y sin ayuda ni subsidios"

El nuevo presidente de SalmónChile iniciará su gestión a partir del próximo 12 de marzo y calificó a la industria salmonera como "muy joven. Recién ha cumplido 20 años. Podríamos decir que, al igual que los seres humanos, está iniciando su proceso de madurez. Eso sí, se trata de un joven prodigio".
 
La mesa directiva de SalmónChile quedó integrada por las grandes compañías nacionales y transnacionales, con Francisco Ariztía (Cermaq, capitales noruegos) en el cargo de vice-presidente y Carlos Silva (Salmones Pacific Star) como tesorero. Además, como directores fueron electos Jorge Fernández (Camanchaca), José Gago (PescaChile, capitales españoles), José Gutiérrez (Multiexport), Torben Petersen (Fjord Seafood, capitales noruegos), Víctor Puchi (AquaChile) y Carlos Vial (Friosur).  
 
La Asociación SalmónChile, representa el 80% del total de las 385.000 toneladas exportadas de salmón y trucha y esta conformada por 71 compañías productoras y proveedoras de esta industria.