(ADN Mundo).- El profesor Justino Limachi, junto a los alumnos del colegio de Isla Quehuaya, distrito Puerto Pérez, realizan el trabajo de recuperación de especies nativas del Lago Titicaca, mediante un sistema de reproducción artificial sometida en incubadores y anualmente son liberadas 40 mil clases de peces.

 

Existe una extinción de las especies nativas, por tres factores importantes: la contaminación del Lago Titicaca, la sobre pesca y la introducción de las especies que depredaron a las especies nativas, además que los pescadores no cuentan con una ley de pesca, que en las épocas de veda no existe ningún control, aseguró Limachi.

“Espero que algunas instituciones, se interesen por trabajar en el repoblamiento de las especies nativas, porque hoy en día el Gobierno central, está dando muy poco a los pescadores, lo que se hace no es para los pescadores netos, porque la crianza de trucha es sólo para los que cuentan con mucho dinero” aseguró el profesor.

En época de veda existen reproductores de los peces vivos, se tienen las ovas y se buscan los machos de la misma especie, y se procede al mezclado entre los huevos y el esperma, para llevar a las artesas (tipo adovero), para poner a las orillas del Lago, los que con la oxigenación del poco oleaje se va incubando.

Todo el trabajo, realizado por los alumnos reproduce anualmente 40 mil especies nativas, que fueron recuperadas, como el mauri que desde la fecundación, tarda 11 días con una temperatura de 18 grados, para ser liberadas, en el caso de los carachis y el punku, el tiempo de incubación es de 32 días con una temperatura de 16 a 17 grados centígrados.

Para la fecundación no es necesario contar con laboratorios especializados, sólo pequeños materiales, ya que todas las especies que existen en el Lago se encuentran en peligro de extinción.

Fuente: http://www.adnmundo.com