Por: Rodolfo Romero
CUERNAVACA (El Sol de Cuernavaca).- Mucho más que la cría de uno de los mejores alimentos que existen, más que una actividad económica desconocida para la mayoría de la gente, incluso más que un interesante tópico de investigación y de desarrollo, la cría de la trucha arcoiris es una verdadera pasión para don Alfonso Ferreira Figueroa, quien tuvo la idea de construir un criadero en la parte norponiente del pueblo de Santa María Ahuacatitlán, pero que mucho le gustaría que el gobierno estatal lo apoyara para crecer como promotor turístico.

 

Indica que esto último con base a que en otros lugares del país, propiamente en el Estado de México, el proyecto incluye trabajo de laboriosos y orgullosos campesinos, promotores gubernamentales, grandes y pequeños empresarios e investigadores de todos los niveles, lo que hace de esta actividad una fuente inagotable de entusiasmo y energía pero en lo que tiene que ver el respaldo de autoridades de los tres niveles de gobierno.

El criadero se ubica en la barranca "Chalchihupan" que se localiza en el poblado de Santa María Ahuacatitlán, al norponiente de la ciudad de Cuernavaca. Este lugar cuenta con estanques rústicos y agua del río para criar truchas. Su atractivo es que los visitantes escojan la trucha que más les agrade y se las preparen al gusto, siendo la especialidad de la casa, dice don Alfonso Ferreira, al guajillo, la veracruzana y frita.

Al mismo tiempo, en el lugar se puede admirar el paisaje del bosque mixto, el brote de agua de manantial proveniente del río "Tepeite" y como en esta época de lluvia una hermosa caída de agua. "Sí, dentro de las actividades turísticas que se pueden realizar en familia en este lugar, están los recorridos ecológicos guiados y campismo, escuchando el cantar de las aves", precisa el entrevistado.

El horario de funcionamiento es de viernes a domingo de 12:00 a 18:00 hrs. Se recomienda llevar ropa y zapatos cómodos, la ubicación de las truchas es la siguiente, indica el señor Ferreira Figueroa: "Pongo como referente el sector de Santa María que está a bordo de la carretera federal México-Cuernavaca.

De allí a Las Truchas III, que es donde será el campamento, son tres kilómetros exactamente. Por transporte público, la Ruta 3 tiene base en el campo de fútbol y la Ruta 2 a dos cuadras del mismo campo; un taxi o cualquier otro auto puede llegar hasta un poco más adelante del parque Los Ahuehuetes y antes de llegar a "Las Truchas I". Un vehículo 4X4 puede entrar hasta "Las Truchas I" a partir de allí se continúa forzosamente a pie, a campo traviesa que obviamente le da el ingrediente de interesante.

Fuente: http://www.oem.com.mx/elsoldecuernavaca