Por: Juan Rafael Maldonado
(La Tercera).- El Laboratorio Recalcine inició esta mañana en un laboratorio de Fundación Chile en la localidad de Quillaipe, al sur de Puerto Montt, las pruebas de la primera vacuna preventiva contra el virus ISA, causante de la anemia del salmón que ha golpeado duramente a la industria nacional, provocando millonarias pérdidas económicas al sector, motor de la economía en las regiones décima y undécima.

 

El virus ha afectado únicamente a la especie del salmón atlántico, sin conocerse casos de infección en otros peces ni productos del mar, ni menos de transmisión a los seres humanos.

La vacuna de Recalcine está elaborada a partir de la cepa chilena del vírus, distinta de las que afectaron a la industria salmonera en Europa.

Según precisó a La Tercera el gerente de la división veterinaria del laboratorio Recalcine, Carlos González, la idea es vacunar a peces sanos de unos 30 o 40 gramos de peso, mientras estos se encuentran en su etapa de crecimiento en agua dulce, o "Smolt", antes de pasar a las fases de engorda. "Una vez vacunados, se espera un mes antes de traspasar a estos peces a los centros en agua de mar. Los peces van inmunizados y protegidos, porque se aumentan sus defensas contra el Virus ISA conteniendo cepas del mismo virus", precisó.

El proyecto, en el que el laboratorio trabajaba hace un año, ingresó a su última etapa de experimentación en condiciones controladas, pruebas que se extenderán por un mes, con la idea de evaluar la eficiencia y seguridad de la aplicación del medicamento. Luego, será probada directamente en centros de cultivo. Si los ensayos son exitosos, la vacuna podría salir al mercado el próximo año.

La aparición de la vacuna abrió esperanzas a los productores nacionales, que se han visto afectados por el avance del ISA.


Adolfo Alvear, Gerente Técnico de Marine Harvest, la empresa de capitales noruegos que fue la primera afectada por el virus en el país, además de valorar los esfuerzos de investigación en la materia, cree que en Chile la aparición del ISA y sus consecuencias marcarán un nuevo estado en la industria.

"El mismo virus ISA va a contribuir a un cambio sustancial en la forma de producción de salmón en Chile. Eso es lo que ha ocurrido en Canadá, en Noruega, en Escocia, en Islas Faroe, y en cada parte donde se ha manifestado antes. Creo que la adopción de medidas en nuestro país ha sido rapidísima,  y sigo pensando que podemos estar entre los que hayan salido más rápido de este problema.  Pero no sólo se necesita que se adopten regulaciones, sino que estas sean fiscalizadas adecuadamente y que en los acuerdos voluntarios también existan mecanismos de autocontrol, como los que ha dispuesto Salmon Chile", comentó Alvear.

Fuente: http://www.latercera.cl