(El Universo).- El presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, César Monge, indicó esta mañana que la crisis que atraviesa EE.UU. y que afecta a las instituciones financieras, pudiendo llegar a una recesión, puede ser un problema para los productos que no son de consumo básico primordial.

 

Lo único que el país puede hacer ahora, es tratar de trabajar en conjunto con el Gobierno para que la coyuntura local sea lo más competitiva posible para que, ante un bajón de exportaciones, esté un poco más preparado para hacerle frente a eso, indicó el empresario.

Monge señaló que es válida la propuesta de la Corporación para el Desarollo (Cordes), sobre diversificación de productos, como una medida para evitar un mayor impacto de la crisis en EE.UU.; pero que en la vida real toma su tiempo, porque se requiere preparar todo un sistema productivo para otros productos, abrir mercados y desarrollar alternativas. "Esto no sucede de la noche a la mañana", enfatizó.

Monge dijo este jueves a Citynoticias (89.3 FM en Guayaquil) que en este momento no se puede precisar qué porcentaje de las exportaciones  van a ser afectadas, "es un poquito difícil, ni siquiera los analistas económicos se atreven a dar porcentajes de esta naturaleza", indicó.

Lo que sí se sabe es que, efectivamente, va a haber una reducción en el consumo o así se lo prevé en vista de los problemas económicos que esta atravesando EE.UU., aseguró.

Consideró que la economía norteamericana tiene problemas que van más allá de la crisis financiera, pues el tema del desempleo es una realidad, así como lo es el incremento de los precios de los alimentos a nivel mundial, las grandes deudas en tarjetas de crédito y compras de vivienda, temas que no se van a solucionar de la noche a la mañana.

Fuente: http://www.eluniverso.com