IQUITOS (Andina).- En los próximos 10 días, el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) enviará 60 mil post larvas de peces al Valle del Río Apurímac y Ene (VRAE), para mejorar la alimentación de la población e impulsar su desarrollo económico, informó hoy el biólogo del Programa de Ecosistemas Acuáticos de la institución, Fernando Alcántara.

 

El envío de las post larvas de las especies de gamitana y paco se realizará por vía aérea desde su centro de investigación, en Iquitos, hacia Lima, para luego ser embarcados, también por avión, al Cusco, y desde esta ciudad, por vía terrestre y fluvial, llegará a la zona del VRAE, detalló a la agencia Andina.

“Estamos convencidos (en el IIAP) que la piscicultura puede ser un factor que contribuya fuertemente a mejorar la nutrición, el empleo e ingresos de la población de toda la región amazónica”, dijo.

Señaló que el IIAP cuenta con experiencia en la reproducción de peces de agua dulce en cautiverio y está en condiciones de asegurar una supervivencia del 85 al 90 por ciento de las post larvas durante el envío a cualquier extremo de la Amazonía desde su centro de investigación en Iquitos.

Refirió que el país tiene ventajas comparativas en la región amazónica para el desarrollo de la acuicultura, como es el clima tropical que permite el crecimiento más rápido de organismos vegetales o animales, abundancia de tierra y agua, diversidad de especies y mercados de consumo crecientes.

Indicó que el IIAP interviene en el VRAE desde comienzos de 2007 a través de la producción de peces en cautiverio, para mejorar los niveles de nutrición de la población, contribuir a crear empleo, y en el mediano plazo generar ingresos económicos sea por la venta o trueque con otros productos alimenticios.

Alcántara explicó que estas especies pueden lograr los 300 gramos en tres meses, con un tamaño adecuado para el consumo humano, además por ser de régimen alimenticio omnívoro, son fáciles de alimentar y criar con frutos y semillas que la población puede extraer del bosque.

Como referencia dijo que el precio del kilo de estos peces en Iquitos puede llegar a los 10 nuevos soles, pero su cotización estará determinada por la oferta y la demanda en los lugares donde se comercialice.

Exportación
También sostuvo que el filete de estos peces puede ser exportado y la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo  (PromPerú), ha realizado presentaciones de este producto en ferias internacionales de alimentos de Alemania, Francia, Suiza, Inglaterra, Estados Unidos con buenos resultados.

“El problema está en que todavía no tenemos una base productiva para entrar a estos mercados,  pero ya se están sentando los inicios para establecer toda una cadena productiva en la Amazonía”, indicó.

Resaltó que las ventajas del pez de agua dulce respecto al de mar, radica en que no tiene un olor ni sabor tan fuerte, lo cual le otorga una mayor aceptación como producto gourmet con un mejor precio en los mercados extranjeros.

Sin embargo, señaló que por sus características deben contribuir primero a combatir la desnutrición en la Amazonía para luego pensar en los mercados internacionales.

Indicó que una post larva es un individuo de 10 días de nacido con una longitud de un centímetro, mientras que el alevino es un ejemplar juvenil con las características definidas ya de un pez y con una talla entre cuatro y 10 centímetros.

En los últimos 20 años, el IIAP realiza intensivamente la tarea de reproducción de peces amazónicos en cautiverio en los centros que administra, inicialmente en Iquitos, y luego han habilitado en Pucallpa (Ucayali), Tarapoto (San Martín) y Tingo María (Huánuco).

“En Santa María de Nieva, en Amazonas, la población indígena de jíbaros ya ha sido sensibilizada y desde el 2003 ellos cultivan peces mejorando su alimentación”, culminó.

Fuente: http://www.andina.com.pe