PUNO (El Peruano).- Su ejecución también contribuiría a descontaminar el lago Titicaca. Transformar en biogás una planta que crece en el lago Titicaca, en Puno, podría parecer una iniciativa irrealizable, fruto del entusiasmo ecologista, si no fuera porque existe ya un proyecto concreto, sustentado sobre bases científicas.

 

Su autor es Marcial Nina, nacido en la provincia puneña de Azángaro hace 23 años y egresado de ingeniería electrónica de la Universidad Nacional del Altiplano, quien presentó esa propuesta al Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico.

Esta quedó en tercer lugar y le valió a su autor ser convocado al encuentro de jóvenes de APEC, que ayer finalizó.

A fin de garantizar la viabilidad del proyecto, Nina lo trabajó con Renzo León, de la facultad de Economía de la referida universidad, y con Carlos Bautista, estudiante de administración. “Buscamos lograr una solución integral.”

Lemma SP es el nombre científico de la planta que crece en la bahía interior del lago Titicaca. La población la ha bautizado como “lenteja del agua”, debido a su forma y color, y su naturaleza tóxica hace que contamine el agua.

“Quienes la han investigado determinaron que su aparición se debe a la presencia de residuos orgánicos en el agua, que contienen muchos nutrientes que sirven para su crecimiento”, explicó Nina. Estos provienen de las aguas servidas que arrojan varios colectores.

Nina expuso este proyecto (denominado Instalación de un sistema de control digital de un biodigestor anaeróbico para producir biogás a partir de la Lemma Sp en la bahía interior del lago Titicaca), junto a otros tres planteamientos hechos por representantes ante el APEC del Perú, Chile y Taipei chino.