(Agrodiario). La piscicultura gana cada vez mas atracción en este caso un estudio completo del pejerrey (peixe-rey en Brasil), pez (peje) rey como lo llamaban los aborígenes (Agrodiario-Comentario).
El cultivo extensivo del pejerrey es, en la actualidad, un muy buen negocio si su explotación es planificada en todos sus aspectos que van desde la correcta evaluación productiva de la laguna hasta la comercialización del pejerrey.

La piscicultura de agua dulce ha comenzado a instalarse en los últimos años en nuestro país como alternativa productiva capaz de complementarse con explotaciones agropecuarias tradicionales, ampliando su menú de negocios.

En el caso particular de un productor agropecuario de la Pampa Húmeda que posea una ó varias lagunas dentro de su campo (ó compartida con vecinos), el desarrollo de una piscicultura extensiva del pejerrey le permitiría "arrimar" un ingreso suplementario utilizando áreas no aprovechables para la actividad agropecuaria tradicional.

La explotación puede hacerse de variadas formas que van desde que el productor arriende su laguna para que otros realicen piscicultura, obteniendo por ello un porcentaje de la producción, hasta que el mismo productor haga su "cabaña de peces" (para obtención de alevinos ó "semillas"), engorde los peces en su laguna y comercialice el producto terminado.

Es evidente que en el medio existen múltiples alternativas que surgen de las expectativas del productor y de las particularidades del sitio ( tamaño y productividad de la laguna, rendimientos a obtener, accesos, distancias a mercados, etc.).

Los numerosos mercados, cada vez más ávidos de productos pesqueros, están representados a nivel de mayoristas (intermediarios, distribuidores, supermercados, pescaderías) y minoristas (restaurantes, hoteles, empresas de catering, etc.).

PERO TODOS BUSCAN PRODUCTO DE ALTA CALIDAD, DISPONIBILIDAD DE VOLÚMENES Y CONTINUIDAD EN LA ENTREGA.

Normalmente la oferta es todo lo contrario a esa premisa mercantil.
Para presentar económicamente el negocio para un productor que decida producir extensivamente pejerreyes de talla comercial, tomemos el ejemplo típico de una laguna del sur santafesino ó noroeste bonaerense:

- Superficie de la laguna: 200 hectáreas
- Rendimiento piscícola promedio : 100 Kg / Ha / ciclo
- Precio que recibe el productor por kilogramo de pejerrey entero: $ 2,50 a 3.00

Esto da un ingreso bruto de $ 50.000 a los que debemos descontar los costos de evaluación de la laguna, de " semilla, siembra y cosecha "que suman aproximadamente $ 20.000 arrojando un beneficio neto de $ 30.000.

Realizando una explotación racional, al tercer año de operaciones se suprimen los costos de "semilla y siembra" con lo cual la rentabilidad aumenta entre un 10 a un 15 %.

El nucleamiento de varios productores de lagunas aledañas para la producción propia de semillas y la comercialización en grandes volúmenes es algo que ya se ha encarado y está demostrando muy buenos resultados.

El proceso productivo del pejerrey:
El desarrollo de un ciclo cerrado de una piscicultura del pejerrey involucra las siguientes etapas secuenciales (el productor ganadero podrá observar la similitud con una explotación pecuaria tradicional):

1º. Reproducción de pejerreyes adultos

2º. Incubación en piletas tipo bebederos de ganado

3º. Eclosión y cría de alevinos en tanque australiano

4º. Evaluación de la laguna: así como la carga animal de un potrero está en relación directa con la cantidad y calidad de forraje presente, la densidad de "siembra " de una laguna es función directa a su productividad ( forraje = plancton ) . Tal es así que hay lagunas que arrojan un rendimiento de 70 Kg / Ha / ciclo y otras llegan a los 250 Kg / Ha / ciclo.

5º. Siembra de los juveniles

6º. Controles periódicos de avance de la producción

7º. Cosechas (pesca con redes) parciales de los pejerreyes que han alcanzado la talla de mercado. Existen "cosecheros" (pescadores organizados con redes, botes, vehículos, producción de hielo, etc.) que por un porcentaje realizan la captura (y si se quiere la comercialización) de los peces comerciales.

Así como el invernador compra los terneros de destete, un productor puede comprar los alevinos de pejerrey para sembrarlos en su laguna evitando así las etapas previas y comenzar directamente en la fase de evaluación del ambiente y siembra de la laguna.