Mushtaq Ahmed y Mesbahul Huq acaban de presentar la primera granja comercial de cocodrilos en Bhaluka, la Reptiles Farm Ltd (RFL), en un terreno de 15 acres.

 

Los dos emprendedores contaron con la asistencia técnica de la South Asian Enterprise Development Facility (SEDF) y el apoyo financiero de la unidad Equity and Entrepreneur Fund (EEF) del Banco de Bangladesh. Además, RFL también tuvo la asistencia del Southeast Bank Ltd.

La empresa adquirió 75 reptiles de Malasia, con un rango de 07 a 12 pies. De los cuales 08 murieron cuando se estableció la granja en octubre del 2004.

Mushtaq informó: “Nosotros establecimos la granja con el objetivo de exportar mas de 5 000 piezas de piel de cocodrilo por año y obtener ingresos de hasta US$ 5 millones para el 2015.”

Diferentes países, entre los cuales se incluyen a Francia, Alemania, Italia y España, han mostrado interés  los productos de su granja, destacó Mushtaq, agregando que la granja probablemente exporte pieles, carne y huesos de los 140 cocodrilos de agua de mar durante el próximo año.

Mushtaq indicó que existe una demanda creciente por piel, carne y huesos de cocodrilos en Europa, América y otros países desarrollados como Australia, Japón, Singapur y China, y el carboncillo hecho de huesos de cocodrilos es indispensable para la industria mundial de los perfumes.

El precio internacional por kilo de cocodrilo es de cerca de US$ 200, mientras que un cocodrilo joven cuesta entre US$ 700 a 1200.

Fuente: The Nation