ADELAIDE.- Una nueva esperanza en la investigación del cáncer se ha encontrado en el mucus viscoso producidor por el caracol de mar.

 

Un agente anti-cancerígeno hallado en la secreción purpura que el caracol de mar usa para proteger sus huevos, puede ser empleado para tratar el cáncer del seno.

El AMP Foundation y Kingsford Financial Group a auspiciado al estudiante Chuang Ching Er de Flinders Medical Centre, para investigar esta relación.

Uno de los supervisores de Er, Dr. Kirsten Benkendorff, indicó que los caracoles vienen siendo usados por centurias. En tiempos de los romanos, los caracoles eran cosechados por la tinta purpura que producen.

Ellos también  fueron usados como un remedio homeopático para el cáncer.

Pero ahora los científicos de la Flinders University han producido un extracto mas concentrado y han empezado a probarlo.

“Er específicamente evalúa el efecto sobre una línea de células del cáncer al seno…hemos concluido una prueba que muestra resultados prometedores,” destacó el Dr. Benkendorff.

“Er esta aislando algunos de los compuestos activos y probándolos, estamos tratando de conseguir algo especifico para las células cancerígenas, pero sin efectos secundarios.”

Los compuestos trabajan interfiriendo la replicación de las células.

El caracol de mar que ellos usan es el dogwhelk australina (Dicathais orbita).

Dr. Benkendorff dijo que los caracoles son “muy especiales” y que los compuestos de otros moluscos marinos se encuentran en etapas iniciales en pruebas clínicas en EEUU, debido a sus propiedades anti-cancerígenos.

Fuente: News