Por: Marvin Barquero
(La Nación).- El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) no envió la lista de las empresas autorizadas para exportar camarones de cultivo (estanques) a la Unión Europea (UE), lo que impide enviar el producto a ese mercado, pese a que se reabrió desde el 1.° de junio pasado.

 

El atraso causó que un volumen del producto equivalente a 10 contenedores, de 20.000 kilos cada uno, con un valor estimado de $2 millones, esté varado en cámaras de frío de las empresas exportadoras.

Yayo Vicente, director del Senasa, se echó las culpas del problema. Explicó que al reabrirse el mercado europeo, el 1.° de junio, consultó a la delegación de la UE en Costa Rica. Le informaron, añadió, que no era necesario volver a enviar y trámitar la lista de empresas autorizadas para exportar.

Algunas firmas enviaron producto y entró a Europa hasta que un contenedor fue detenido en el puerto de Bilbao, España, y se corrió la información en la UE.

El error del Senasa, una dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), causa que los países europeos no reciban el producto nacional al menos hasta la segunda quincena de noviembre, según las estimaciones.

Apuro. Patricia Arce, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores de Productos Pesqueros, explicó que el sector debe aprovechar la ventaja de diciembre, cuando se sube la demanda en Europa por las paellas y la Navidad.

Después de esa época, los precios caen a la mitad y los compradores europeos no reciben el camarón ante la caída de la demanda.

La UE cerró el mercado al camarón de cultivo, y a la tilapia costarricense, el 23 de marzo del 2007.

Argumentó que no había un reglamento adecuado para el control de desechos de productos químicos, así como para el manejo de residuos en las fincas. También pidió exámenes de laboratorio que aseguraran las inexistencia de residuos de medicamentos y productos químicos usados en la producción de las tilapias y los camarones.

Luego de un largo trámite para cumplir con las exigencias, reabrió el mercado el 1.° de junio de este año, cuando se hizo la publicación en el diario oficial de la UE. Pero nadie sabía que también era necesario volver a presentar y tramitar la lista, comentó Arce.

La Cámara que representa, añadió Arce, estima injusto culpar a Vicente luego de que trabajó mano a mano con los empresarios para conseguir la reapertura. La UE recibió ya la lista de las firmas autorizadas, pero el trámite siguiente dura más de un mes.

Fuente: http://www.nacion.com