GUAYAQUIL (El Comercio).- Los camaroneros tienen nuevas reglas de juego. El Decreto Presidencial nro.  1391, que se  firmó el miércoles pasado,  dispuso que todos los concesionarios de zonas de playas y bahías que no tengan las autorizaciones deberán regularizarse y pagar los derechos por ocupar ilegalmente las áreas.

 

Las autoridades del Ministerio del Ambiente calculan la existencia de 45 000 de las 175 000 hectáreas de camarón que operan sin los permisos correspondientes. La mayorías se ubican en El Oro y Guayas. Por eso la Dirección General de la Marina Mercante (Digmer) realiza un censo camaronero para determinar con exactitud a los ilegales.

El decreto también dispone que se reforesten las zonas ocupadas ilegalmente y que hubo tala de manglares. Por ejemplo, el concesionario que tenga hasta 10 hectáreas en una zona sin permiso deberá reforestar el 10 %, es decir, una hectárea.

En caso de que tenga entre 11 y 50 hectáreas reforestará el 20 % y si llega a 250 hectáreas la reforestación se ubicará en el 30%.

Además, aclaró que las camaroneras que se instalaron  luego de que ciertas áreas  fueron declaradas  protegidas serán desalojadas y rehabilitadas por el Ministerio del Ambiente. El costo de la reforestación será asumido por el ocupante y si no lo cumple perderá el derecho de la regularización. “El incumplimiento de la reforestación en las zonas de ocupación ilegal, o del pago de derechos por ocupación ilegal, en los plazos establecidos, ocasionará la pérdida de la regularización y serán desalojados de las áreas de playa y bahía”, señala el documento de cinco páginas.

Otra de las reglas que se cambiaron es el pago de las concesiones. Ahora los productores que tengan hasta 10 hectáreas no cancelarán nada, pero los que sobrepasen ese límite deberán cancelar anualmente USD 25 por cada hectárea.

 César Monge, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), evitó comentar la nueva regularización del sector, ya que no tiene todavía el documento. “Vamos a analizar el Decreto primero para ver qué implicaciones tendrá. No sabía que ya lo habían firmado”.

Fuente: http://www.elcomercio.com