GUAYAQUIL.- Ante la recesión económica mundial y la reducción en el consumo de los dos principales mercados de exportación de los productos acuícolas del país, el sector productivo urge al Gobierno Nacional, a implementar medidas que pueda reducir el inevitable impacto que existirá en los últimos meses del 2008, fechas donde tradicionalmente se exporta volúmenes importantes de camarón y tilapia por las festividades de navidad y fin de año.

 

Tanto Europa como Estados Unidos están experimentando severas reducciones en su demanda, que no permiten en la actualidad la normal planificación de ventas para lo que resta del 2008. Por otro lado los mercados internacionales (EE.UU. y UE) auguran un desplome en el consumo durante el 2009, para los productos no considerados esenciales, dentro de la canasta básica en los mercados internacionales.
 
Existe una enorme preocupación no solo por la reducción de ingresos que sucederá en el inmediato plazo, sino también por pérdida de la producción ya planificada para las semanas restantes del 2009. Aun más preocupante resulta para el sector productivo, el futuro de las miles de plazas de trabajo que se verán en peligro ante esta crisis económica y ante la poca flexibilidad que tendrán los productores para manejar este efecto social.
 
El sector acuícola del país espera ansioso por una respuesta a las alternativas de ayuda, sugeridas a los Ministros relacionados con el sector productivo.  

Fuente: Camara Nacional de Acuacultura