La Paz (El Sudcaliforniano).  Continúa la veda sanitaria y la alerta para evitar el consumo de mariscos de concha ante la presencia de "marea roja" en estas costas, y aunque en el fenómeno que se dio el año pasado se procedió a la revisión y cierre inmediato de puestos que venden estos productos, esta vez los vendedores de almejas siguen en las calles, y a ciencia cierta no se puede comprobar si el producto es o no extraído en La Paz.

 

El consumo de almeja chocolata, en su concha, rellenas o en coctel, es muy común entre los paceños, generalmente son extraídas aquí mismo en la bahía, de ahí su bajo costo de un peso o dos pesos la pieza, sin embargo actualmente la bahía está contaminada, las toxinas que forman la llamada marea roja puede ser mortales si son consumidas por el hombre.

La experiencia previa o tal vez la temporada de cuaresma, han hecho que se sienta un clima más relajado en el sector pesquero de La Paz en plena veda sanitaria; ayer la cámara de José Luis Villafuerte captó a dos buzos sacando almeja, y salvo que sea investigadores el consumir el producto es muy riesgoso.

Cualquier día se puede ver en el malecón a niños y jóvenes con baldes llenos de almejas, frente al malecón y sobre la calle Guadalupe Victoria hay un puesto de almejas y ostión, sigue trabajando, es responsabilidad de la SSA verificar que su producto, sea local o foráneo no esté contaminado, pues la misma dependencia ha manifestado que no hay estudios totalmente confiables que indiquen hasta dónde llega la "mancha" de la marea roja.

En lo que se refiere al mercado de pescados y mariscos al parecer los efectos no han sido aún los del lamentable derrumbe en las ventas del año pasado, se advierte que se debe a que la publicidad en torno a la noticia ha sido menos alarmante, aunque cabe reiterar que el fenómeno es igual o más peligroso que el anterior y en todo caso la SSA dará a conocer este lunes nuevos datos sobre la concentración de dinoflagelados y confirmará si hay o no-gente intoxicada.

 

Fuente:  http://www.oem.com.mx