La Federation of Maltese Aquaculture Producers (FMAP) informó el viernes que las granjas de atún en Malta están altamente reguladas.

 

Las granjas están sujetas a los controles de las autoridades maltesas y por inspectores de la European Union and the International Commission for the Conservation of Atlantic Tunas (ICCAT). Los pescadores han proveído documentación de que los peces fueron capturados legalmente y las cadenas de controles continuaron hasta el momento en que los peces fueron comercializados para los consumidores en el extranjero.

La FMAP invita a las personas que tengan información a enviársela. La organización destacó que expertos independientes preparan un informe sobre el cultivo del atún en Malta. Toda la información enviada debe ser verificada, estudiada y si es necesaria seguida e implementada.

Fuente: Times of Malta