PUNO (Radio Nacional del Perú).- A finalizar el año, el Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca tiene proyectado sembrar un millón 200 mil alevines de los peces nativos carachi negro y amarillo, suchi y mauri, principales especies en peligro de extinción de la cuenca del lago más alto del mundo.

 

Orieta Flores Medina, directora encargada de Recursos Hidrobiológicos del PELT, informó que en lo que va del año se ha logrado sembrar 600 mil alevinos de estas especies, las cuales están orientadas principalmente para la seguridad alimentaria y comercialización.
 
“El propósito por el cual se creó el PELT fue precisamente para lograr un manejo racional y sostenible de los recursos hídricos e hidrobiológicos de la cuenca del lago Titicaca y en ello está enfocada nuestra labor”, señaló.
 
Explicó que los recursos hidrobiológicos antes mencionados son propios de la cuenca del lago Titicaca, por lo tanto son únicas en el mundo, “es decir no podemos perderlas”.
 
Indicó que entre los principales factores que han influenciado para la desaparición de estas especies, figura la introducción de la trucha y el pejerrey, así como la sobreexplotación.
 
Una evaluación realizada por el Instituto del Mar del Perú (Imarpe) determinó que existían 91 mil toneladas de trucha, pejerrey y peces nativos como el ispe y el carachi, entre otros, en la zona pelágica del lago, mientras que en otro estudio realizado en 2006 la cifra se redujo a 60 mil toneladas.
 
La funcionaria indicó que el proceso de siembra de alevinos los realiza el PELT en un laboratorio para luego proceder al repoblamiento en cercos de confinamiento, en el lago Titicaca, los cuales pueden ser naturales o artificiales.
 
Una vez que tienen un tamaño juvenil son liberados, por lo que ya no podrán ser devorados por las truchas y pejerreyes.
 
“Este mismo trabajo se hace en lagunas altoandinas que son previamente evaluadas, las cuales deben tener características físicas, químicas y biológicas acorde a la especie y que no tengan truchas ni pejerreyes”, apuntó.
 
Señaló que producto del trabajo de siembra realizado en las lagunas altoandinas se ha logrado recuperar al pez boga en las lagunas de Saracocha y Alonso.
 
“La boga existía en todo el lago Titicaca pero según reportes, desde el año 42 poco a poco, con la introducción de trucha y el pejerrey, este especie fue desapareciendo replegándose en la laguna Arapa”, explicó.
 
En ese sentido, dijo que suscribieron un convenio sobre seguimiento poblacional de la especie con el Imarpe para hacer una evaluación de la biomasa en el lago Titicaca y también en dichas lagunas para saber cuánto de boga existe en las mismas.
 
“En el 2007 hicimos una evaluación en la laguna Arapa, no encontrando ningún espécimen. Solamente esta especie estaría en las lagunas mencionadas y que han sido repobladas por el PELT”, apuntó al señalar que estas labores se realizan en convenio con los municipios distritales, provinciales y los pescadores artesanales.
 
Flores Medina refirió que siempre se recuerda a los pescadores artesanales respetar las vedas y no usar redes de pescar demasiado pequeñas porque atenta contra la vida de los alevines.
 
“Es importante que todos los pescadores tomen conciencia de las labores que estamos realizando, pues de desaparecer del todo estas especies se estaría perdiendo un material genético bastante importante que no lo encontraremos en ninguna parte”, puntualizó.

Fuente: http://www.radionacional.com.pe