La académica del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile, Marcela Astorga, lidera el proyecto denominado "Desarrollo científico-tecnológico para la producción intensiva de semillas de chorito (Mytilus chilensis) mejoradas genéticamente para tasa de crecimiento y depleción de la toxina de marea roja", que en su primera etapa aborda la producción de semillas en ambiente controlado e implementación de un programa de mejoramiento genético.

 

Esta investigación es un proyecto pionero en el medio regional, nacional y en el contexto mundial, pues genera innovación y tecnología de punta que podrá ser utilizada en el país a través de asociatividad con las empresas para la transferencia de la producción de semillas en ambiente controlado mejoradas genéticamente, y con oferta constante a través de todo el año. Ello implica ventanas de cosecha más amplias y una mejor utilización de las concesiones del recurso, permitiendo un aumento de la competitividad del chorito chileno con un producto de calidad mejorada.

La iniciativa se basa en potenciar el desarrollo de la mitilicultura nacional, rediseñando el actual sistema de cultivo de chorito. De esta forma, se busca incrementar en forma significativa la producción y sustentabilidad de la mitilicultura. Esto, mediante el desarrollo de un sistema de cultivo controlado y eficiente de producción de semilla que utilice metodología genética para mejorar la calidad de semilla que ingresa a la producción de engorda.

"De esta forma se busca la rentabilidad de la producción intensiva, debido al desarrollo de cepas mejoradas, que en el corto mediano plazo permitirán la oferta de semilla de alto crecimiento y que potencialmente presentan una alta tasa de detoxificación luego de un episodio de Alexandrium catenella. De esta forma el cultivo de esta especie, se hará menos sometido a las fluctuaciones propias del cultivo tradicional", señaló la profesional.

Impacto en la acuicultura

La académica agregó que "uno de los principales aportes que este proyecto entrega a la principal actividad productiva de la zona es la generación de una base segura en la etapa inicial de su proceso de desarrollo, el cual corresponde a la generación de semillas constante en el tiempo, y además genéticamente mejorada, lo que permitirá altas tasas de crecimiento en ellas".

Por lo tanto el impacto de este proyecto abarca los diferentes ámbitos de la sustentabilidad en el ámbito económico, generando ingresos en menor tiempo; social, al hacer un sistema más dinámico genera más empleo, y ambiental, permitiendo mantención de los bancos naturales y disminución de los tiempos de engorda.

Fuente: Universia.cl