Por Guadalupe Hernández
(elsalvador.com).- A pesar del año difícil que ha enfrentado la pesca industrial y artesanal del país y de los nubarrones grises que traerá la crisis económica internacional, el sector esperar cerrar el año con un crecimiento del 8 por ciento.

 

El año pasado, la producción del sector creció cerca del 15 por ciento, pero en la baja inciden factores como la tala del mangle, la contaminación de ríos (por detergentes), la pesca ilegal (bombeo y apaleo), y los fenómenos climatológicos, sostiene la Cámara Salvadoreña de La Pesca y la Acuicultura (Campac).

La gremial considera que el crecimiento del sector todavía se encuentra presionado debido a los altos costos de los aperos de trabajo, lubricantes y grasas, a pesar de la reducción del precio del petróleo.

Mario Ernesto Salaverría, ministro de Agricultura y Ganadería, considera que el sector ha logrado sostenerse, gracias a la diversificación del recurso pesquero, tanto marino como acuícola, pues ahora además del camarón, también se extrae atún, tilapia y langostinos, afirmó ayer
La tilapia de estanque es uno de los productos que ha registrado un notable crecimiento. Por ejemplo, en 2004 se produjeron 200 toneladas, pero para este año se espera cerrar con 3,200 toneladas. La mayor parte de la producción se comercializa en el mercado estadounidense, en donde las cifras de venta se ubicaron el año pasado por encima de los dos millones de dólares, y en 2008 se espera llegar a los 3 ó 4 millones de dólares.

Los langostinos también muestran un buen desempeño, aunque la extracción de este producto se paralizó durante siete meses por el mantenimiento de la planta procesadora. La producción actual es de 200 toneladas y en 2007, superó las 800 toneladas.

Con respecto, a la pesca de camarón, el ministro Salaverría dijo que, según un reciente monitoreo, éste podría mostrar una leve recuperación.

En los últimos años el subsector registró una baja, debido a fenómenos climáticos, contaminación de manglares y los altos precios de los combustibles. "Con las vedas hemos ido recuperándolo. Cuando finalice la veda actual - este 31 de octubre- la extracción podría ser mayor", estimó.

EL ATÚN IMPULSÓ EL SECTOR

No obstante, el sector que mejor crecimiento ha mostrado a lo largo del año es la extracción del atún, cuyas exportaciones crecieron un 15 por ciento.

Miguel Peña Alba, director de operaciones del Grupo Calvo, que hace cinco años arrancó el desarrollo de la industria del atún en el país, informó ayer que la producción ha logrado un crecimiento del 25 por ciento, en lo que va de 2008, a pesar de los efectos de la crisis económica.

En 2007 la producción alcanzó las 33 mil toneladas. En 2008 esperan llegar a unas 40 mil toneladas.

La planta, ubicada en el departamento de La Unión, procesa 220 toneladas diarias de atún, y genera más de 1,700 empleos, en su mayoría de la zona. Para el próximo año abrirá unas 75 nuevas plazas. La española tiene una inversión global de 138 millones de dólares y "nos interesa seguir creciendo en exportaciones", las cuales podrían totalizar en unos 100 millones de dólares en 2008.

Las proyecciones incluyen iniciar la venta de conservas de atún en el mercado estadounidense, en donde en enero abrirán la primera oficina, para después arrancar con un agresivo plan de comercialización.

Manuel Oliva, jefe de la Dirección General de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura (Cendepesca), estima que la producción pesquera cerrará 2008 con un total de 34 mil toneladas, es decir, mil toneladas más que en 2007.

Fuente: http://www.elsalvador.com