Los australianos están consumiendo pescado importado que no ha sido evaluado para detectar la presencia de toxinas peligrosas.

 

Debido a que las autoridades evalúan solo el 5% del pescado que viene del extranjero, el grupo de defensa de los consumidores CHOICE solicito que Australia tenga el mismo sistema de protección que EEUU, en donde el regulador nacional de alimentos y medicamentos (FDA) evalúa todos los embarques de ciertas especies de crianza proveniente de China.

En el periodo 2006-2007, Australia importo 133 600 t de pescado.

En un informe publicado el sábado, CHOICE dijo que EEUU encontró repetidamente químicos prohibidos, incluidos fungicidas y antibióticos, en el pescado importado.

“El pescado que es contaminado es rechazado, sin embargo, el 95% de las importaciones no son evaluadas rutinariamente, ni es alimento producido domésticamente,” destacó Christopher Zinn portavoz de CHOICE.

La Food Standards Australia New Zealand encontró que el 16% de los peces criados domésticamente y el 17% de los peces de crianza importados contenían el fungicida verde malaquita, químico usado en el cultivo para prevenir enfermedades y parásitos.

Zinn informó que los consumidores obtienen mensajes diferentes, con el gobierno y las autoridades de salud indicándoles a las personas para que consuman mas pescado debido a sus beneficios para la salud.

CHOICE ha solicitado la próxima revisión de la Australian Dietary Guidelines para considerar el impacto de las prácticas pesqueras, indicando que las etiquetas deben ser mas detalladas en términos de donde proviene y como fue capturado.

Fuente: The Age